Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.

Wok, la sartén de la cocina oriental.

Descubrí el mundo del Wok, el milenario utensilio de la comida china ahora en tu cocina. 

 

Quizás hayas visto como en restaurantes asiáticos, que cocinar se ha vuelto casi un espectáculo, donde sale fuego y llamas altas al introducir los ingredientes mientras que verduras, arroces y carnes se elevan por el aire cuando el experto chef agita con destreza los alimentos ofreciéndonos un delicioso plato en muy pocos minutos. El utensilio que hace esto posible, es el famoso wok. 

El wok es el utensilio estrella de la cocina oriental característico por su forma de base redonda y paredes curvadas que ha tomado una gran popularidad en occidente principalmente por tres razones: la primera es por su forma cóncava que permite sofreír de forma rápida y sencilla, por irradiar calor de forma uniforme y la última por ser antiadherente.  

En Recetas Nestlé te contamos sobre este famoso utensilio que no solo ha ganado terreno en las cocinas de los restaurantes, sino que también en la de muchos hogares del mundo.  

 

EL WOK 

Muchos dicen que el wok está a medio camino entre una sartén y una olla, pero con algunas diferencias ya que la técnica del wok se resume en tres pasos: fuego alto, cocción rápida y remover constantemente. El wok tiene la peculiaridad de ser abombado ayudando a distribuir el calor de manera uniforme desde la base y los lados, haciendo que el wok sea una herramienta muy versátil para saltear, freír, hervir, cocinar al vapor o hacer guisos. 

Podés encontrar woks de acero inoxidable, aluminio, hierro o hasta cerámica o teflón, los más utilizados son los hierro o acero inoxidable porque conservan mejor el calor y lo distribuye uniformemente, lo cual permite reducir el tiempo de cocción, dorar los alimentos y mantener mejor las propiedades nutritivas de los alimentos. 

 

ORIGEN DEL WOK 

El Wok se originó en china entre el siglo X y el XIII y surgió como resultado de la escasez de combustible. Su forma redondeada y amplia superficie les permitía cocinar todo tipo de alimentos y en grandes cantidades en un solo recipiente a altas temperaturas y con muy poca combustión.  

 Sazonar vegetales para cocinar al wok

Los primeros woks estaban hechos de hierro fundido porque les permitía ser más resistentes y con un mango de madera grueso para que su agarre sea seguro y fácil. Hoy en día podemos encontrar woks hechos de otros materiales haciéndolos más livianos y en ocasiones más económicos que otros. 

 

¿POR QUÉ COCINAR EN UN WOK? 

Muchos han empezado a incluir al wok dentro de su batería de ollas y sartenes, no solo por moda, pues cocinar con este utensilio tiene muchas ventajas 

  • COCINAR CON POCO ACEITE 

Las características de su material junto a un correcto mantenimiento y cuidado, hace que el wok sea antiadherente precisando que no se utilice mucho aceite y a pesar de esto los alimentos no se pegan, haciendo que cocinar al wok consigamos platos menos calóricos y muy balanceados. 

  • COCCIÓN RÁPIDA 

Gracias a la forma cóncava del wok y al utilizar altas temperaturas, una de sus mayores ventajas es que el calor se distribuye muy rápido y de manera uniforme por toda la superficie, permitiendo reducir el tiempo de cocción y sin mencionar que el wok también es capaz de cocinar desde pequeñas a grandes cantidades importantes de alimentos al mismo tiempo, ahorrando no solo tiempo, sino que también energía. 

 Vegetales en wok

  • COCCIÓN HOMOGÉNEA 

Como el calor se distribuye muy rápido y de manera uniforme, esto hace que los alimentos se cocinen igual por todas las partes. Por su forma cóncava hace que sea necesario estar agitando constantemente los ingredientes regresando siempre al centro. Esto permite una cocción homogénea de los alimentos quedando dorados por fuera, crujientes y al dente. 

 

5 CONSEJOS AL COCINAR EN UN WOK 

La cocción al wok es un método rápido y a fuego algo donde tenés que tener en cuenta varios aspectos al momento de utilizarlo. En Recetas Nestlé® te compartimos estos 5 consejos para aplicar al momento de cocinar en un wok 

  • 1. Tené todo listo 

Como la cocción es muy rápida, es necesario que tengás todo a la mano para ir incorporando al wok los ingredientes necesarios de la preparación. Con anticipación, lavá y cortá todos los alimentos, ya que este tipo de cocción requiere de toda tu atención, por lo que no podés hacer otras cosas mientras el wok está en la hornalla. 

  • 2. Cortes pequeños y uniformes 

Es necesario cortar todos los ingredientes en trozos pequeños o tiras finas del mismo tamaño, para que cuando estén en el fuego, el calor llegue a todo el alimento de manera homogénea y se cocinen todos al mismo tiempo. 

 Recomendaciones para cocinar al wok

  • 3. Orden de los ingredientes 

Es importante que conozcás el tiempo de cocción de cada uno de tus ingredientes ya que tenés que empezar agregando al wok los que requieren un mayor tiempo de cocción y tener cuidado con los que con excesiva exposición al calor pierden sus propiedades.  Para esto podés alinear los ingredientes junto a la hornalla en el orden en que los irás agregando al wok.  

  • 4. Tipo de aceite 

Al utilizarse muy poco aceite, este es un factor que no se tiene en cuenta en la mayoría de las ocasiones, pero que es crucial a la hora de cocinar en un wok. Sin lugar a duda podés utilizar cualquier tipo de aceite, pero hay unos que funcionan mejor que otros. Por ejemplo, el tipo de aceite más utilizado al cocinar en wok es el aceite de maní, de maíz y de soja, ya que no se queman tan fácilmente ni crean humo como si lo hacen otros tipos de aceites. 

  • 5. Tipo de hornalla 

La intensidad del calor utilizado para cocinar al wok es importante. Por esta razón las hornallas a gas donde se puede tener un mayor control de la intensidad de la llama son más eficientes que una hornalla eléctrica. 

 

CÓMO CUIDAR EL WOK 

El wok es muy resistente y duradero, pero que al igual que todos los utensilios de cocina necesita cuidados en su limpieza y mantenimiento. A continuación, te compartimos los cuidados que tenes que tener en cuenta para que tu wok funcione correctamente y te dure por mucho más tiempo. 

  • 1. Curar el wok 

Antes de que le des su primer uso, hay quienes aconsejan “curar el wok” ya que los woks tradicionales son delgados y porosos y con este proceso crearemos una capa protectora y antiadherente. Para esto tenés que lavarlo normalmente como lo harías con la cualquier olla o sartén para eliminar las impurezas que puedan venir de fábrica. Después de esto, secalo muy bien y untá todo su interior con aceite y llevalo a fuego alto hasta que esté bien caliente y humee. Dejalo enfriar y limpiá con papel absorbente. Repetí este paso dos o tres veces y tu wok ya está listo para usarse. 

Este proceso es recomendado para los woks hechos de acero inoxidable, hierro o aluminio, los woks de teflón no necesitan ser curados. 

  • 2. Lavarlo después cada uso 

Aunque en el pasado no se lavaban, sino que utilizaba una escobilla de bambú para retirar los residuos que tuvieran, hoy en día si se prefiere lavarlo después de cada uso. Para esto utilizá una esponja por la parte amarilla para no rayarlo y asegurate de secarlo muy bien para que no se oxide.  

 Beneficios de cocinar al wok

  • 3. Siempre con una capa de aceite 

Después de que tu wok este lavado y totalmente seco, guardalo siempre con una capa de aceite. Para esto llevalo de nuevo al fuego y pasale en toda la superficie un papel de cocina con un poco de aceite, de esta forma cuando lo volvás a utilizar seguirás cuidando su superficie antiadherente y nunca se te pegarán los alimentos al wok.  

Inspiración y nuevos sabores para vos

Disfrutá

Hacé clic acá y registrate

¿Quieres descargar recetarios?