Recetas Caseras

Prepará un ramen en casa con estos consejos

 Acá vas a hallar recomendaciones para preparar un delicioso ramen

Lorem ipsum

Conocé lo que no puede faltar en este popular plato japonés

La cocina de Japón ha sabido expandirse por el mundo gracias a platos exquisitos como el ramen, el sushi o el yakitori, además de técnicas populares como los apanados tempura. Definitivamente es un universo gigantesco que vale la pena conocer.

En este caso, vamos a enfocarnos únicamente en una de las preparaciones más populares que podemos encontrar en la mayoría de los restaurantes que se dedican a esta gastronomía: el ramen. Además, explicaremos cómo se debe comer correctamente.

¿QUÉ ES EL RAMEN?

Aunque es un plato que se relaciona normalmente con la gastronomía japonesa, su origen, en realidad, está en China. El ramen que conocemos hoy en día y que se ha popularizado a lo largo del mundo es una fusión entre la preparación de la cocina china y su encuentro con los ingredientes y tradiciones de Japón.

A grandes rasgos, el ramen se trata de una sopa de fideos que llegó desde China, por eso los noodles son un elemento que no puede faltar. Sin embargo, con el paso del tiempo la preparación del caldo cambió para darle ese toque japonés.

Ramen de pescado.

Es decir, por un lado, tenemos los fideos chinos y, por el otro, el caldo de Japón. En esta fusión es donde está el espíritu del ramen. El resto de los ingredientes, como vegetales y carnes, pueden variar dependiendo de las regiones.

Vale la pena añadir que en muchos lugares a este tipo de noodles también se le conoce como ramen, pero acá cuando usemos esta palabra vamos a referirnos únicamente al plato.

¿COMIDA CALLEJERA O DE RESTAURANTE?

Algo interesante que sucede con el ramen y su popularidad por fuera de Japón es que se prepara en restaurantes que se dedican a esta cocina. Incluso, hay locales en los que únicamente se sirve ramen, es la gran especialidad de la casa.

Sin embargo, en Japón se suele vender en las calles. Así como en América Latina podemos hallar, dependiendo del país, tacos, arepas o empanadas, en las aceras japonesas es muy común encontrar ramen.

LO QUE NO PUEDE FALTAR EN ESTE PLATO

Vamos a desglosar las partes que componen al ramen para entender mejor la importancia de cada una. Como mencionamos, hay algunos elementos que siempre tienen que estar, pero es momento de profundizar en ellos.

Te puede interesar: Cómo hacer arroz para el sushi perfecto.

Caldo de pollo para un ramen.

 

EL CALDO

Es la parte fundamental del ramen, acá hallamos su esencia, su alma. Sin un buen caldo, esto se convierte en una sopa más. Lo bueno de este elemento es que nos ofrece distintas opciones de sabor con las que podemos jugar para combinar con el resto de los ingredientes que vamos a usar.

Existen cuatro tipos de caldos diferentes:

  • Shio: esta palabra significa “sal” en japonés, pero no quiere decir que vamos a llenar nuestro caldo con este condimento. Se prepara con los huesos del pollo y normalmente es bastante ligero, por eso también tiene un color transparente si se le compara con las otras clases de caldos. Usualmente se utiliza si nuestros otros ingredientes son verduras, pescado o, como podría esperarse, pollo.
  • Tonkotsu: este caso sobresale porque los huesos de cerdo son los que se encargan de darle el sabor, aunque también puede llevar salsa soya, verduras e, incluso, combinarse con restos de pollo. Su color suele acercarse al blanco o el beige, además de tener una textura espesa. Lo más normal es servirlo con carne de cerdo.
  • Shoyu: el caldo más antiguo para hacer ramen y el que se usa si queremos preparar una versión tradicional. Su nombre significa “salsa soya de soja” en japonés porque este es el ingrediente que jamás puede faltar, aunque es muy común también sacarles provecho a los huesos del pollo y las verduras. Tiene un color oscuro y un sabor salado. Se combina con mariscos, pescados y aves.
  • Miso: este es uno de los ingredientes más populares en Japón, que se prepara con semillas de soja fermentadas. El resultado puede variar dependiendo del tiempo de fermentación y cómo se manipulen, pero puede ser dulce o salado. El resultado del caldo es completamente diferente a los ejemplos anteriores.

Un tip antes de continuar: si vamos a preparar un caldo en casa hay una palabra que no podemos olvidar: paciencia. Para que tenga personalidad y presencia, queremos que los ingredientes suelten todo su sabor, por eso es necesario dejarlos en el agua hirviendo por varias horas.

Te puede interesar: Comida japonesa, entre lo balanceado y un sabor delicioso.

Fideos para usar en un ramen.

LOS FIDEOS

El ingrediente chino del ramen es el complemento perfecto de cualquiera de los deliciosos caldos de mencionamos. Estos noodles se hacen con harina de trigo, agua con gas (kansui en japonés) y, algunas veces, incluyen huevo. Su color es amarillo.

Aunque hay un abanico de opciones, como gruesos, delgados, largos o cortos, lo clave es que no se pierdan en el caldo. Es decir, queremos fideos que tengan una presencia importante dentro de nuestra sopa.

TARE

La personalidad del caldo no viene dada únicamente por las verduras y los huesos de animales que usemos. El tare es lo que le entrega ese punto diferencial, el “ingrediente secreto” del ramen para que esta sea la verdadera base de un plato 100% japonés.

Pero ¿qué es esto del tare? Se trata de un ingrediente con textura cremosa que se prepara con salsa soya de soja, sake, azúcar y mirin, que es un vino japonés hecho con arroz. También puede tener miso y/o especias picantes.

OTRAS RECETAS DE ORIENTE:

INGREDIENTES ADICIONALES Y COMUNES

Ya tenemos bastante claro los tres elementos fundamentales de un ramen, pero estos componen únicamente la base. Ahora vamos a explorar los toppings que podemos aprovechar para hacer este plato mucho más rico.

  • Carne de cerdo: puede ser el ingrediente más común al momento de completar un ramen, usualmente cortado en trozos delgados que en japonés se conocen como chashu. La versión tradicional tiene un sabor dulce.
  • Mariscos: los que se usan con más frecuencia son camarones y cangrejo, pero podemos también experimentar con langostinos, pulpo o almejas.
  • Kamaboko: este es otro de los toppings que podemos hallar en varios tipos de ramen y que es conocido por ser de color blanco con rosa. Es un pastel de pescado preparado al vapor y cortado en piezas delgadas. Si su presentación es en forma de espiral, su nombre es naruto.
  • Huevo cocido: lo encontramos en una inmensa variedad de rámenes, así que podemos añadirlo a prácticamente cualquier preparación. Lo importante es que lo preparemos con agua hirviendo y con la yema dura, para que no se riegue una vez lo llevamos a la sopa.
Ingredientes para un ramen

 

  • Cebolla de verdeo: conocido como negi en japonés, es un complemento fabuloso para los fideos que aporta sabor y un color verde que sobresale y contrasta con los otros ingredientes.
  • Algas: existen diferentes tipos, pero uno de los más conocidos es el que se conoce como nori.
  • Menma: son tiras de bambú que, además de ser deliciosas, añaden un juego de texturas estupendo en cualquier ramen, pues son crujientes. Normalmente pasan por un proceso de fermentación que les deja un sabor salado.
  • Champiñones: el reino de los hongos es gigantesco y tenemos muchísimos para escoger. En el ramen, en Japón, se usa una variedad que se llama kikurage, pero nuestro consejo es experimentar con los que tengamos a la mano.
  • Maíz: otro ingrediente que funciona muy bien para añadir un contraste de texturas, pero también tienen un toque de sabor dulce con el que podemos jugar.

Un tip antes de continuar: el caldo y los toppings que usemos deben tener sentido, por eso hay combinaciones que funcionan mejor que otras. Por ejemplo, el tonkotsu es el que más se usa con la carne de cerdo, mientras que en el shoyu jamás vamos a encontrar este ingrediente.

Platos japoneses

ACOMPAÑANTES TRADICIONALES PARA EL RAMEN

Aunque el ramen por sí solo es un plato grande y que puede ser un buen almuerzo para muchas personas, todos tienen diferentes niveles de apetito. Además, hay algunos alimentos que ayudan a cortar ciertos sabores que, tal vez, pueden ser muy fuertes.

  • Gyoza: la comparación más cercana que podemos encontrar en América Latina es que son una versión oriental de unas empanadas pequeñas, freídas y rellenas de verduras o carne. Pueden ser acompañadas por salsas, como la agridulce.
  • Arroz: en Japón es muy común servir un pequeño plato de arroz blanco con el ramen.

¿CÓMO SE COME EL RAMEN?

Esta es una pregunta que todos nos hemos hecho al pedir este plato en un restaurante. Llega con una cuchara de origen chino (por eso su forma es distinta a las que usamos) y palillos, ¿qué hacemos ahora? Después de estas instrucciones nunca más vamos a pasar por una situación similar.

  • La cuchara se usa para tomar el caldo y los toppings, como el huevo, las verduras, el pollo, los mariscos o la carne.
  • Los palillos, por su parte, son para los fideos. Mientras que en América Latina no está bien visto hacer ruido al comer, por ejemplo, una pasta, en Japón es completamente normal hacerlo.

 

Fuentes:

https://www.directoalpaladar.com/cultura-gastronomica/que-es-el-ramen-y-por-que-se-ha-hecho-tan-popular

https://www.kikkoman.co.uk/inspiration/what-is-ramen/

https://www.masterclass.com/articles/tare-sauce-recipe

https://allwaysdelicious.com/ramen-tare/

https://livejapan.com/en/article-a0000352/