Tiramisú con Leche Condensada

Aprendé con nosotros a preparar un exquisito tiramisu con leche condensada para disfrutar en familia

Dificultad Desafiante
COCINADA POR 1 persona
Porciones 10
Total 160 min

Ingredientes

  • 2 Cucharadas Polvo Chocolatado Nesquik
  • 1 Paquete Leche Condensada Nestlé
  • 2 Cucharaditas Esencia De Vainilla
  • 1 Sobre Gelatina Sin Sabor
  • 5 Cucharadas Agua Fría
  • 200 Centimetros cúbicos Crema De Leche
  • 18 Unidades Vainillas
  • 2 Tazas Café Nescafe Clásico
  • 2 Cucharadas Polvo Chocolatado Nesquik

¡A cocinar!

1

2

3

4

5

6

7

8

INFORMACIÓN NUTRICIONAL

283.5 kcal = 1,188kj /por porción


Carbohidratos 47.9 g
Energía 283.5 kcal
Grasas 7.4 g
Fibra 0.9 g
Proteína 5 g
Grasas saturadas 3.6 g
Sodio 101.5 mg
Azúcares 30.2 g

Preguntas frecuentes

¿Cómo puedo decorar un tiramisú más allá del cacao o café en polvo?

Acá vale la pena pensar en tres aspectos: sabor, color y textura. Estas son algunas opciones: 

  • Frutas frescas: la gama de colores es inmensa y todas contrastan muy bien con el tiramisú. Los frutos rojos como cerezas y fresas son excelentes alternativas. 

  • Frutos secos: acá entra ese toque crujiente que crea un juego de texturas estupendo en el paladar. Vale la pena tener en cuenta las nueces, los pistachos y las almendras. 

  • Frutos deshidratados: aportan un toque ligeramente ácido que combina muy bien con el dulce del postre.

¿Cómo refrigerar y conservar correctamente el tiramisú?

Se trata de uno de los postres fríos más populares, que sobresale por ese sabor a café que puede combinar de maravilla con el dulce de un chocolate. Es muy importante cuidar de estas cualidades, por eso no se debe dejar destapado en la heladera, ya que es posible que tome el sabor y el aroma de otros alimentos. 

Para evitar esto y cuidar del tiramisú, simplemente hay que cubrir el molde o el recipiente donde lo tengamos con papel film antes de llevarlo a la heladera. Así de fácil es como lo protegemos.

¿Con qué se puede acompañar un tiramisú?

El dulce del tiramisú puede ser complementado con distintas bebidas, aunque en este caso vamos a evitar el café, pues ese sabor distinguible ya lo tenemos en el postre 

  • Un vaso de leche: una de las mejores bebidas para acompañar los sabores dulces, pues ayuda a cortarlos cuando son demasiado fuertes, sin que sea invasivo en el paladar. 

  • Té: como es un postre frío, un juego de temperaturas con un té caliente puede ser muy agradable. Acá nos referimos tanto a los tés de hierbas, como a las infusiones que se pueden conseguir.

¿Qué quieres hacer con esta receta?