Recetas Caseras

Caldo de pescado, el aliado en la cocina

Descubrí cómo el caldo de pescado será tu aliado para darle mucho sabor a todas tus recetas.

Variedad de mariscos y verduras para hacer caldo de pescado

Aprendé a preparar un caldo de pescado y sácale provecho utilizándolo como base para otros platillos. 

Sin duda los caldos son el mejor aliado de todo cocinero cuando se desea preparar deliciosas recetas cargadas de mucho aroma y sabor, pues estos sencillos líquidos no solo se pueden disfrutar como una preparación caliente que reconforta el alma y el cuerpo, sino que también son una excelente opción al ser la base para cocinar otros platillos como cremas, sopas, guisos, arroces o salsas.  

Los caldos que más se preparan son el de pollo, res o verduras, dejando atrás a un alimento que tiene múltiples ventajas y propiedades, el pescado. Este caldo a pesar de no gozar de la misma popularidad que otras proteínas, es un líquido muy eficaz que refuerza sabores y con la gran particularidad que para su preparación no se desaprovecha este ingrediente empleándolo casi en su totalidad. 

EL TRADICIONAL CALDO DE PESCADO 

El caldo de pescado no es más que un sencillo consomé concentrado o fondo claro hecho a base de cabeza, cola, piel y espinas de pescado cuyo objetivo es potenciar el sabor del ingrediente para consumirse solo o aprovecharse en otras preparaciones donde también se puede combinar con verduras o una gran variedad de frutos del mar. 

Plato de caldo de pescado con cangrejo, arroz y chips de plátano 

El caldo de pescado no solo es popular por su versatilidad en la cocina, sino también por sus beneficios, pues al estar compuesto principalmente de agua, es una preparación que contribuye a la hidratación. Además, el pescado que es el protagonista en esta receta es una excelente fuente de proteína que contribuye con grasas buenas como el omega 3, así como también aporta vitaminas y minerales. Una taza sopera de su caldo es buena fuente de fósforo y niacina.  

TIPOS DE CALDO DE PESCADO 

Cada uno tiene su forma de cocinar y su propia receta de caldo de pescado y es por esto por lo que probablemente hayas visto algunos un poco más claros otros rojizos, con o sin verduras. En el mundo culinario existen dos tipos de caldo de pescado: el básico y el robusto. A continuación, te contamos en qué consisten.    

  • Caldo de pescado básico 

En apariencia es similar a un caldo de pollo el cual luce claro y traslucido, para su elaboración se utiliza los huesos del pescado y si se desea con una gran variedad de verduras, después de cocinarse a fuego lento por varios minutos se cuela y queda un líquido con un delicado sabor a pescado que se puede utilizar en platos que incluyen mariscos donde el gusto del pescado armoniza y no compite con otros ingredientes.  

Plato de caldo de pescado tipo consomé 

 

  • Caldo de pescado robusto 

Este tipo de caldo lleva los mismos ingredientes que el básico pero la única diferencia está en que el pescado se cocina antes de añadirse al agua. Quienes siguen esta técnica aseguran que de este modo se consigue un sabor más consistente por lo que funciona bien en sopas que solo llevan pescado.  

¿CÓMO HACER UN DELICIOSO CALDO DE PESCADO? 

Si deseas variar los caldos que preparás frecuente o simplemente querés potenciar el sabor de tus platos, un buen fondo de pescado marcará la diferencia en muchas de tus preparaciones. Seguí estos sencillos pasos y descubrí con Recetas Nestlé® lo fácil que es prepararlo en casa.   

1.  Empezá por comprar y seleccionar el pescado fresco de tu preferencia. Recordá llevarlo entero ya que la cabeza, espinas y cola dan mucho sabor que si se usa solo la carne.  

2.   Al llegar a casa el pescado se debe limpiar con suficiente agua, asegurando retirar todas las escamas y las impurezas de las espinas y la cabeza al igual que eliminar todo el exceso de sangre antes de añadirlo a la olla. No olvidar sacar las entrañas ya que le van a dar un sabor amargo a la preparación.  

3.   Si a la preparación se le desea agregar verduras y mariscos, estos también deben ser lavados antes de ponerlos a cocinar en la olla.   

Plato de caldo de pescado con camarones, chiles, plátano y aguacate 

4.  Esta preparación también permite que se le agreguen algunas especias o hierbas aromáticas como el laurel, pero al ser condimentos potentes se deben agregan en la justa medida para no opacar el sabor del pescado. 

RECETAS RECOMENDADAS CON PESCADO

 

5.   En una olla lo suficientemente grande con agua y una pizca de sal, se agregan todos los ingredientes y se deja cocer durante 20 minutos.  

6.   Es normal que durante la preparación en la superficie se forme una especie de espuma, a medida que se vaya generando retírala con la ayuda de una cuchara sopera o una espumadera.  

7.   Pasado el tiempo de cocción, retira la olla del fuego y con mucho cuidado cuela el caldo para separar las partes que no deseamos ver en el plato como las espinas, cabezas o algunos vegetales, de este modo tendrás un líquido claro o si lo deseas podés dejar los vegetales y pequeños trozos de pescado, previamente fileteados y sin espinas, recordá que no queremos tener sorpresas en la mesa.  

8.  Por último, serví y disfrútalo en una deliciosa taza o reserva este caldo para realizar otras preparaciones. 

TIPOS DE PESCADO QUE SE UTILIZAN EN UN CALDO 

Para preparar un caldo se puede elegir cualquier tipo de pescado, pero lo cierto es que según la variedad que se elija, estos dependerán del sabor de la preparación final. Los tipos de pescado que podés emplear en tus caldos son:  

Pescado fileteado para hacer caldo 

 

  • Rape 

  • Merluza 

  • Congrio 

  • Cabracho 

  • Pargo rojo 

  • Trucha 

  • Rodaballo 

  • Lubina 

  • Perca 

  • Blanquillo 

  • Bacalao 

  • Fletán 

 

PREPARACIONES CON CALDO DE PESCADO 

El caldo de pescado es una receta muy versátil pues además de ser un plato en sí mismo también es la base para crear deliciosas preparaciones. Anímate a preparar los siguientes platillos con todo el sabor para sorprender a tus comensales.  

  • Guiso de pescado: si sos un amante de esta proteína probablemente al agregarle un poco de caldo no solo tendrás una preparación más jugosa sino con todo el carácter y sabor del pescado.  

Caldo de pescado en receta de paella   
  • Arroces: tal vez la receta más famosa a la que se le agrega un poco de caldo de pescado es la paella, ya que este líquido combina perfectamente con la gran variedad de mariscos que lleva esta preparación.  

  • Sopas o crema de mariscos: este caldo se emplea como base para elaborar sopas o cremas de mariscos para equilibrar los sabores, donde el pescado participa sutilmente dándole un delicioso gusto sin competir con los demás ingredientes de la receta.   

  • Risotto: esta receta no sería nada sin un buen caldo ya que es la base fundamental para su cocción, el tipo de caldo que se agregue lo define la variedad de risotto que se vaya a preparar siendo el de pescado muy utilizado cuando se tiene como proteína principal los frutos del mar.   

  • Salsas: el pescado no solo hace parte de la gastronomía caribeña y un ejemplo de esto es la velouté, una salsa francesa de textura muy suave que se elabora a partir de un roux y caldo de pescado. 

  • Pastas: por último, encontramos las pastas las cuales son una preparación fácil y versátil que armoniza perfectamente con cualquier ingrediente, siendo el caldo de pescado el protagonista cuando se combina con frutos del mar. 

3 RAZONES PARA PREPARAR CALDO DE PESCADO 

Además de todos los beneficios culinarios que tiene cocinar con caldo de pescado, finalizamos con 3 razones por la que tenés que incluirlo en tus recetas y te animes a cocinarlo. 

Caldo de pescado en receta de crema de mariscos   

1. Es más económico: Algunas variedades de pescado son más económicos que algunos cortes de res e incluso de pollo, pero sin olvidar que para extraer más sabor la cabeza, cola y espinas son fundamentales, cuando cocines con pescado podés reservar estas partes que en la mayoría de las veces terminan en la basura.  

2. Rápida cocción: El pollo y la res tienen cortes más gruesos y para extraer todos sus nutrientes y sabor requieren que se cocinen a fuego lento por varias horas, mientas que las espinas y la grasa del pescado son más delicadas por lo que requiere un menor tiempo para liberar todo su gusto. 

3. Reservar y conservar: Podés preparar grandes cantidades de caldo sin la preocupación de que se te eche a perder si no se utiliza en su totalidad, el caldo de pescado tiene la gran ventaja que se puede congelar y conservarlos para utilizarlo en una próxima ocasión.  

 

Regístrate en Recetas Nestlé® e inspírate con las deliciosas ideas que podés preparar con caldo de pescado. Anímate a incluir este ingrediente en tu menú semanal y sorprendé a todos en casa con variados y nutritivos platillos.  

 

FUENTES:  

https://www.seriouseats.com/fish-stock-fumet-recipe  

https://fearlesseating.net/fish-broth/ 

https://www.hogarmania.com/cocina/recetas/sopas-cremas/caldo-pescado-25977.html  

https://www.comedera.com/como-hacer-caldo-de-pescado/  

https://www.livepositively.com/fish-for-soup/