Recetas Caseras

Conocé 7 desayunos con huevo de América Latina

Unas cuantas ideas para inspirarte a cocinar la primera comida del día 

 Un desayuno con huevo, tortillas y salsa.

Viajamos por nuestra región para conocer cómo se usa el huevo en la primera comida del día

Entre cereales, waffles, sándwiches, frutas y panes hay una gran competencia para ser el rey de la primera comida del día, pero no hay ninguna duda de que los desayunos con huevo también compiten por el trono. Además, este alimento tiene una ligera ventaja sobre los demás: se puede preparar de muchísimas formas. 

Esto sin olvidarnos de que es un alimento estupendo para comenzar el día, en realidad vale la pena consumirlo en cualquier comida, ya que dos huevos son excelente fuente de proteínas vitaminas A y D, además de aportar de micronutrientes como el fósforo y el hierro.  

DESAYUNOS CON HUEVO 

A lo largo y ancho del planeta ese alimento es aprovechado en los desayunos, como exploramos en este artículo, pero en esta ocasión vamos a enfocarnos en las preparaciones tradicionales de América Latina, un viaje en el que únicamente hablaremos en español, a excepción de una parada deliciosa en Brasil para practicar el portugués. 

El avión gastronómico de Recetas Nestlé® está a punto de despegar, así que recomendamos preparar un pequeño snack porque seguramente vamos a sentir algunas turbulencias de sabor que nos abrirán el apetito. 

Huevos revueltos para desayunar. 

MÉXICO – HUEVOS MOTULEÑOS 

Comenzamos este viaje en la parte norte de América Latina, específicamente en México, en la ciudad de Motul para probar los huevos motuleños, todo un clásico del estado de Yucatán y un plato delicioso para llenarnos de energía en las mañanas. 

Su base es una tortilla frita y de textura crujiente que encima lleva una capa de porotos refritos, luego un par de huevos fritos y una salsa de tomates que también tiene arvejas. Pero eso no es todo. 

Usualmente en esa mezcla de sabores y alimentos también encontramos jamón cortado en cubos, tajadas fritas de banano, queso y una salsa picante que aporta ese toque mexicano que ha llevado a la cocina de este país a ser conocida en el mundo entero. 

Unos huevos motuleños, un desayuno típico de México. 

COSTA RICA – GALLO PINTO 

Seguimos en este avión al sur lleno de sabores y nos detenemos en Costa Rica para probar el gallo pinto, un plato que, en realidad, es muy común en varios países de América Central, como Nicaragua y Puerto Rico. 

Puede tener algunas pequeñas variaciones entre una nación y otra, pero su base es un arroz con porotos. A partir de este punto se usan todo tipo de alimentos e ingredientes. Los huevos, ya sean fritos o revueltos, son muy comunes. 

La carne molida, las tortillas, el banano frito, el queso, el chorizo, la cebolla y alguna salsa son otros elementos que pueden completar este plato, pero en una versión casera podemos darle rienda a nuestra imaginación para crear un giro personal con nuestros alimentos preferidos. 

REPÚBLICA DOMINICANA – MANGÚ CON LOS TRES GOLPES 

¡Qué bueno que viajamos en avión! De otro modo no podríamos pasar sobre el mar Caribe para conocer República Dominicana y sus hermosas playas. Pero acá no estamos hablando de turismo, sino de desayunos con huevo en América Latina, y el que probamos en Santo Domingo es espectacular.  

En este caso los huevos complementan a la preparación que le da nombre al plato, el mangú con los tres golpes, pero vamos en orden.  

Mangú es una especie de puré que se hace con banano y manteca, mientras que los golpes son queso frito, salame dominicano y, cómo no, huevos, ya sean fritos o revueltos. 

RECETAS CON HUEVOS:

COLOMBIA – HUEVOS PERICOS 

Entramos a América del Sur a través de un país muy conocido por la calidad de su café, así que este desayuno con huevo se debe acompañar de una buena taza caliente de esta bebida. 

Los huevos pericos, en realidad, son muy sencillos, pues se trata de los mismos revueltos acompañados de cebolla y tomate picados, que se añaden a la preparación casi que al mismo tiempo que el alimento principal, de esta forma alcanzan a cocinarse y liberar su sabor. 

Hablamos del café y los huevos, pero falta un tercer elemento para terminar de darle ese toque completamente colombiano: una buena arepa. Puede ser de harina de maíz o trigo, estar rellena de queso o sola, pero no debe faltar en esta combinación exquisita que se come en todo el territorio colombiano.  

ECUADOR – LLAPINGACHOS CON HUEVO 

Dejamos nuestro avión del sabor en el aeropuerto para viajar por carretera, así cambiamos de medio de transporte y aprovechamos para conocer algunos paisajes hermosos entre Colombia y Ecuador. En este último país encontramos un caso similar al mangú dominicano, pues el huevo es un complemento de la preparación que le da el nombre al plato. 

Estamos hablando de llapingachos, que podemos describir como unas tortillas, no muy grandes, de puré de papa y rellenas de queso. En un buen desayuno están acompañadas de huevo frito y verduras, por ejemplo, cebolla, tomate y palta. 

Huevo frito en tortilla, con cebolla y perejil. 

 

BRASIL – TAPIOCA CON HUEVOS 

Llegamos al país más grande la región para aprender un poco de portugués, bailar samba, jugar fútbol y probar un desayuno con huevo que no es muy conocido en otros países, otra razón para detenernos en Brasil. 

La tapioca es similar a una crepe, solo que se prepara a partir del almidón de la mandioca, por lo que tiene un color mucho más blanco. Es típica de la región Nordeste del país, donde hallamos ciudades importantes como Recife, Salvador y Fortaleza. 

Una de las grandes ventajas de la tapioca es que se puede rellenar con todo tipo de alimentos, desde leche condensada y dulce de leche, pasando por jamones y quesos, hasta unos buenos huevos. Acá hay desayunos para todos los gustos. 

ARGENTINA – REVUELTO DE GRAMAJO 

Aprovechamos para visitar las fabulosas cataratas de Iguazú y así entrar a territorio argentino para comer un desayuno con huevo que se escribe con mayúscula: revuelto de Gramajo. 

Hay tres elementos fundamentales que no deben faltar: las papas, el jamón y los huevos. Las primeras tienen que partirse en cortes delgados, el segundo usualmente es en cuadros y los terceros van revueltos. A partir de acá, podemos jugar con todo tipo de ingredientes adicionales. 

Una mezcla de verduras siempre funciona bien para sazonar, además de que es muy importante consumirlas en el día a día. Las hierbas aromáticas dan esa sensación de frescura que nunca está de más. Por su parte, unos champiñones aportan textura y sabor.  

Dos huevos hervidos, uno con la yema líquida y el otro con la yema dura.

¿CÓMO LOGRAR LA YEMA QUE QUEREMOS? 

Una de las cualidades que más nos gusta de los huevos es que se puede preparar de distintas formas: revueltos, fritos, poché, hervidos, entre otras opciones. En el último caso, cuando los cocinamos en agua, es importante conocer el tiempo de cocción para lograr la yema que buscamos. 

  • Yema líquida: entre 2 y 3 minutos. 

  • Yema viscosa: 5 minutos. 

  • Yema suave: entre 6 y 7 minutos, también conocidos como huevos mollet. 

  • Yema dura: de 10 a 13 minutos.  

Es importante introducir los huevos en el agua cuando ya está hirviendo, es en ese punto que empieza a correr el tiempo. Además, hay que hacerlo con cuidado, usando una espumadera o un utensilio similar para evitar quemarnos y no romperlo. 

Al final, llevamos los huevos a un bowl con agua fría para cortar la cocción. Así, además, los podemos pelar con mayor facilidad y evitamos quemarnos. 

 

Fuentes: 

https://matadornetwork.com/es/desayunos-latinoamericanos-mas-ricos-y-tipicos/ 

https://micocinadominicana.com/como-hacer-mangu-dominicano/ 

https://www.cocina-ecuatoriana.com/recetas/entradas/llapingachos 

https://caminhoslanguages.com/br/blog/typical-brazilian-breakfast/ 

https://www.megacurioso.com.br/estilo-de-vida/118904-como-e-o-cafe-da-manha-em-cada-regiao-do-brasil.htm 

https://www.hola.com/cocina/tecnicas-de-cocina/20210922196179/tiempos-de-coccion-del-huevo/   

https://www.directoalpaladar.com/curso-de-cocina/tiempos-consejos-para-cocinar-bien-huevos-duros-mollets-pasados-agua