Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.

Ideas terroríficas de comida para Halloween

Halloween y los dulces 

La Noche de Brujas tiene un sabor muy claro para el paladar, en especial para los niños que suelen recorrer casas y calles intercambiando cánticos por golosinas. Los dulces están ligados a este día, pero queremos explicarte el porqué. 

Una tradición de origen estadounidense 

La entrega de dulces como la conocemos hoy en día es una tradición más bien reciente, apenas tiene unas décadas de existencia. Su popularidad se extendió en los años 70, pero fue un proceso que tardó un tiempo en establecerse. 

En los años 40, en Estados Unidos, el 31 de octubre, los niños y adolescentes más juguetones empezaron a visitar las casas de sus barrios con la frase “dulce o truco”. Si no les entregaban un regalo, tenían la libertad de hacer algún tipo de broma. 

Dulces, un clásico de las comidas para Halloween

No siempre eran dulces 

Los niños, en ese entonces, no solían recibir dulces. En cambio, las familias entregaban nueces, frutas, galletas, monedas o algún juguete para evitar que sus buzones, carros o jardines fueran víctimas de los más traviesos. 

 

Del Día del Dulce a la popularidad en Halloween 

En 1916, las grandes compañías que producían golosinas crearon el Día del Dulce, que se celebraba en la segunda semana de octubre. No tenía ninguna relación con la Noche de Brujas, era totalmente independiente, y buscaba aumentar la venta de estos productos durante la temporada. 

Luego pasó a llamarse el Día más Dulce, un nombre que conservó hasta la década de los 50, cuando el “dulce o truco” empezaba a tomar cada vez más fuerza alrededor de todos los Estados Unidos como una alternativa para reducir las bromas. 

 

El producto perfecto 

Entre los años 40 y 50, la industria de los dulces finalmente encontró el día que necesitaba para que sus ventas llegaran a los números más altos. 

Los dulces, que eran fáciles de comprar en grandes cantidades ya que venían empaquetados, se convirtieron en el elemento perfecto para intercambiar por travesuras el 31 de octubre. Además, no había que prepararlos ni cocinarlos de ninguna manera. 

Las galletas y los chips de chocolate son una buena decoración para la comida de Halloween.

 

Algunas ideas de comida para Halloween 

La noche del 31 de octubre es fantástica para darle rienda suelta a la creatividad, sobre todo porque tienen un rango muy amplio para jugar con el terror.  

Desde monstruos divertidos para los más pequeños, hasta algunas ideas terroríficas para los más grandes. 

Ya sea porque querés organizar una reunión con tu familia y tus hijos, o con tus amigos más adultos, acá te dejamos unas cuantas opciones de comida para Halloween, para que los alimentos también brillen durante esta festividad. 

  • Chocolate chip cookies: las galletitas siempre son una buena idea para Halloween, pero son aún mejores si tenés la posibilidad de añadir unos chips decorativos con los que podés darle rienda suelta a la creatividad. Tené en cuenta que vas a tener que comprar Chocolate Nestlé Classic Con Leche. Acá te dejamos la receta. 

  • Cake Pops: otro postre que te permite liberar tu creatividad. Podés jugar con los colores típicos de Halloween, naranja, morado y negro, o hacer pequeñas caras de calaveras o calabazas. Descubrí cómo hacerlos con esta receta. 

El origen del Halloween 

Aunque la tradición de entregar únicamente dulces surgió en Estados Unidos a mediados del siglo XX, la historia de la Noche de Brujas es mucho más antigua y se remonta al Reino Unido. 

Los celtas solían celebrar el 31 de octubre su fin del año, que era también una despedida a Lugh (el dios del sol) y el final de la cosecha, cuando las hojas empezaban a caer y los días comenzaban a hacerse más cortos, para darle paso a las noches más largas. 

La tradición de los niños de recibir comida en Halloween tiene una larga historia.

 La noche de los muertos 

Durante esta festividad llamada Samhain, también creían que los muertos regresaban a visitar este mundo de mortales, por lo que les dejaban ofrendas, como comida y dulces, afuera de las casas. 

También encendían velas, para que los muertos siguieran estas luces y encontraran el camino hacia el otro lado. Este es el origen, además, de las calabazas encendidas que se usan en algunos países. 

 

De Samhain a Halloween 

Con la expansión del catolicismo, esta tradición tomó el nombre en inglés “All Hallows’ Eve”, que traduce la víspera de todos los santos. De ahí viene el nombre “Halloween”. El Día de todos los santos es el 1 de noviembre. 

Actualmente se puede ver la influencia de prácticas de hace siglos. Por ejemplo, los niños iban por cada una de las casas rezando por los muertos y, para agradecerles, las familias les entregaban tortas. 

 

Más ideas de comida para Halloween 

  • Brigadeiro: un postre de origen brasileño con un sabor espectacular que le va a dar un toque internacional a tu fiesta. No te olvidés te comprar Leche Condensada Nestlé y Cacao En Polvo Nestlé. Acá está la receta.  

  • Wrinkle cookies: otra opción de galletas, deliciosas y que podés preparar apenas en 30 minutos. Muy buena idea para entregar a los niños que cantan por dulces. Aprendé a cocinarlas siguiendo nuestra receta. 

  • Cake pops de malvaviscos: una segunda opción de cake pops, pero que no deja de ser un lienzo en blanco para las ideas y los colores que tu imaginación te entregue. Tus hijos, además, te pueden ayudar a decorar. Acordate de los colores de Halloween: naranja, negro y morado. Aquí te compartimos la receta. 

  • Caramelos caseros: una idea fácil para aquellos que no tienen mucha experiencia cocinando. Estos caramelos son deliciosos y podés cocinar decenas en una misma ronda. Conocé cómo se preparan con esta receta. 

Hay algunas comidas para Halloween que tus hijos te pueden ayudar a decorar

Comida de Halloween alrededor del mundo 

La Noche de Brujas, hoy en día, es una festividad que se celebra en todos lados. Así mismo, cada país y cada región le ha entregado su propio sello tradicional para apropiarse del 31 de octubre. Estos son algunos platos con los que se celebra el Halloween. 

  • Manzanas caramelizadas – Estados Unidos: se ha convertido en todo un clásico al norte del continente, lo cual es evidente en la cantidad de películas de Halloween en las que estas manzanas aparecen. Perfectas para los fanáticos de esa mezcla entre las frutas y el dulce. 

  • Huesos de santo – España: aunque son más comunes para el 1 de noviembre, el Día de todos los santos, debido a la cercanía en las fechas también se han popularizado para Halloween. Es un postre de mazapán, con forma alargada (como un hueso) y relleno de dulce. 

  • Soul cake – Irlanda: con la traducción al español ya se entiende su relación con este día: pastel de alma. En realidad, se parecen más a unas galletitas de manteca. En la tradición irlandesa, cada pastel representaba un alma que salía del Purgatorio. 

  • Bigos – Polonia: considerado también el plato nacional polaco y el más tradicional para comer después de cazar, es preparado con col, carnes, embutidos y ciruelas. 

  • Pupi di zucchero – Italia: tradicionalmente de la ciudad de Palermo, en Sicilia, poco a poco se ha convertido en un dulce consumido en Halloween. Es casi un arte: son figuras de azúcar llenas de colores y de diferentes formas, desde personas, hasta dragones. 

  • Bonfire toffee – Inglaterra: se trata de un caramelo oscuro con un sabor bastante fuerte a melaza, a veces con un toque amargo, y una textura un poco dura. 

  • Pão-de-Deus – Portugal: al igual que en el caso español, este pan está más relacionado al 1 de noviembre, pero por cercanía en las fechas y el aumento en popularidad de Halloween, se ha convertido en una comida también muy consumida el 31 de octubre. Es maravilloso: la harina tiene ralladura de limón, ron y vainilla, y al final lleva una costra de coco en la parte superior del pan. 

Tips e ideas al decorar la comida para Halloween 

Aunque ya te dimos algunas ideas para cocinar platos divertidos, también queremos compartirte opciones para que vayas más allá y tengas la decoración perfecta para el Día de las Brujas. 

La calabaza es un símbolo de la comida para Halloween

 

Fantasmas fáciles y divertidos 

Aunque arriba ya te dimos algunas ideas para hacer espíritus fantasmales, te compartimos una más, que es bastante sencilla: 

  • Fantasmas de banana: es la opción más simple de todas. Cortá las bananas por la mitad y poneles caritas con chips de chocolate. 

 

Calabazas por doquier 

No hace falta comprar una calabaza para tener este símbolo del 31 de octubre. 

  • Hamburguesas terroríficas: prepará unas hamburguesas normales, como siempre. Sin embargo, cortá el queso con la forma de la cara de una calabaza de Halloween y no pongas nada más encima. 

  • Mandarinas: fácil y minimalista. Sacales la piel a unas mandarinas y poneles cualquier cosa de color verde en el centro en la parte de arriba, que parezca un tallo. Unas calabazas sencillas, pero efectivas. 

 

Dedos espeluznantes 

Las manos de un muerto viviente pueden aparecer en cualquier lado, pero eso no quiere decir que no se puedan comer. 

  • Dedos de zanahoria: cortá la zanahoria en forma de dedos y clavale unas hojuelas de cereal, un trozo de cebolla o ponele una aceituna para hacer las uñas. Luego poné los trozos cortados en tu dip favorito, como su estuviera saliendo una mano de ahí. 

  • Salchichas sangrientas: es muy parecido a lo anterior, solo que estas las podés dejar en un plato, hacer los cortes para las falanges y con un poco de salsa de tomate para simular la sangre. 

 

Jugo en jeringas 

Etiqueta p: Para que esto funcione tenés que usar algún jugo (o la bebida que prefieras) de color rojo oscuro, para que parezca la sangre. Podés servirlo con jeringas, para darle ese toque de terror del 31 de octubre. 

Inspiración y nuevos sabores para vos

Disfrutá

Hacé clic acá y registrate

¿Quieres descargar recetarios?