Asado de carne y vegetales, con pinzas para darles vuelta, un utensilio muy importante.

10 utensilios para un asado delicioso

En Recetas Nestlé® te contamos lo que necesitas para una parrillada fabulosa

Durante esta época en la que hay partidos de fútbol a diario debido al Mundial, una excelente idea es reunir a nuestros amigos amantes de la pelota, buscar los utensilios necesarios y hacer un asado para mirar a los mejores futbolistas competir por el trofeo que todos los países quieren ganar. 

Para asar una buena carne y cocinar las verduras necesitamos, obviamente, una parrilla y unos cuantos utensilios que nos pueden ayudar a preparar los alimentos sin riesgos de quemarnos las manos o manchar nuestra ropa. Están los imprescindibles y totalmente necesarios, mientras que algunos simplemente nos hacen la vida más fácil. 

En Recetas Nestlé® nos ponemos en modo mundialista para organizar un buen asado con amigos y familiares. Acá te contamos sobre algunos alimentos que no pueden faltar y unos cuantos tips, pero en este artículo nos vamos a enfocar en los utensilios que se necesitan. 

Comienza el partido, se encienden las brasas y el olor a carne asada ya nos hace agua la boca. ¡Vamos a empezar! 

Parrilla con fuego, el elemento más importante de los asados. 

 

LOS UTENSILIOS PARA UN ASADO 

Antes de explorarlos, vale la pena aclarar que los mejores asados deben planearse con tiempo, así sabremos cuántos invitados vamos a tener y determinar la cantidad necesaria de comida, entre carnes, salchichas, espárragos, tomates, bebidas y todos los otros alimentos que queramos preparar. 

Aunque las proteínas, como las rojas y el pollo, suelen ser protagonistas en los asados, vale la pena mencionar que en Recetas Nestlé® hacemos énfasis en la importancia de añadir verduras en nuestros platos, incluyendo los que preparamos durante una parrillada. 

1. EL ASADOR O LA PARRILLA 

No podemos hacer un asado sin parrilla, por eso debemos comenzar por acá. Existen de diferentes tipos, tamaños y figuras, que varían en su precio, su calidad y su resistencia. Hay una gama muy amplia de opciones, pero en términos generales las clases de asadores más populares son las siguientes: 

  • Parrilla de gas: el fuego se prende con gas, así que no siempre es necesario tener carbón, leña u otra fuente que mantenga con vida las llamas y el calor. Son más fáciles de encender y apagar, y los alimentos quedan con muy buen sabor. 

  • Asador de carbón: estas suelen ser las versiones más clásicas y las que los amantes de las parrilladas prefieren, pues todo el proceso, desde encender el fuego, mantenerlo vivo y toda la preparación de los alimentos, hace parte de la experiencia. Además, las brasas del carbón le dejan ese toque ahumado que siempre caracteriza a las carnes preparadas de esta forma.  

  • Parrilla de dos niveles: aquí tenemos más espacio para cocinar una mayor cantidad de comida al mismo tiempo, pues podemos tener en un nivel las carnes y en otro las verduras. Otra opción es sellar los filetes en la parte baja, donde la temperatura es más alta, y terminar de prepararlos en el piso de arriba. Estos son únicamente dos ejemplos de cómo aprovechar los asadores de este estilo. 

Un tip antes de continuar: es muy importante que la parrilla esté limpia. No queremos que nuestras preparaciones sepan a quemado debido a los restos de una parrillada anterior. La recomendación es limpiarla después de cada evento, así la mantenemos en el mejor estado y a nuestra comida con el sabor más exquisito. 

Salchichas a la parrilla, con pinzas para darles vuelta. 

2. LAS PINZAS 

Muchas veces vemos que, al cocinar la carne y otros alimentos, como pueden ser salchichas, se les da vuelta con un tenedor, un trinche o un utensilio similar. El problema de hacer esto es que hacemos agujeros y los jugos de estas comidas, que son muy importantes para lograr el mejor sabor y la textura óptima, se pierden. 

Para evitar esto, nuestro consejo es usar unas pinzas para darle vuelta a todos los alimentos que estemos cocinando. Así cuidamos los jugos de las comidas. En la carne, por ejemplo, son fundamentales para que quede tierna.  

Además, en este caso es mejor que sean de acero inoxidable con un mango de otro material, como puede ser madera o silicona. En primer lugar, el acero es muy resistente, así que no vamos a tener problemas con las altas temperaturas.  

Sin embargo, como es un buen conductor de calor, es posible que las pinzas se pongan muy calientes y sean difíciles de manipular, por eso decimos que es mejor un mango de otro material, así evitamos quemarnos las manos. 

3. UNA BROCHA 

Cuando hablamos de utensilios para un asado, la brocha es un ejemplo perfecto de uno que nos hace algunos trabajos mucho más sencillos. Por un lado, la podemos usar para untar las rejillas con aceite, así evitamos que nuestros alimentos se adhieran y se destruyan. 

Por el otro, también es bastante útil si queremos usar un marinado, una salsa o manteca sobre las carnes o las verduras, así las podemos esparcir mucho más fácil. 

Es importante tener en cuenta que los pelitos de la brocha sean resistentes al calor. Recordemos que estamos manejando temperaturas altas, así que nuestros utensilios deben ser de calidad. 

Una persona cortando un morrón con un cuchillo, un utensilio clave para un asado. 

4. UNOS BUENOS CUCHILLOS 

El parrillero, esa persona que conoce el arte de manejar un asador, siempre debe tener un buen cuchillo a la mano. Esto es una ayuda gigantesca para determinar con precisión el punto de cada trozo de carne, pues es muy normal cortar y probar un pedacito para saber que es momento de servir. 

Pero eso no es todo. Hay algunos alimentos que se cortan antes de empezarlos a asar, así que los cuchillos son importantes durante toda la parrillada. 

Un tip antes de continuar: queremos que estén muy bien afilados, así el parrillero no tiene que hacer mucha fuerza al momento de cortar. Esto ayuda a que mantenga el control del cuchillo y, de esta forma, reducir el riesgo de accidentes.  

5. LAS TABLAS DE CORTE 

Si tenemos cuchillos, necesitamos una superficie en la cual podamos apoyarnos para cortar. No se debe hacer sobre las rejillas, en cambio, el consejo es utilizar una tabla.  

En realidad, lo mejor es contar con más de una para evitar la contaminación cruzada. Es decir, tener una tabla para los alimentos crudos y otra para los que están cocinados. Incluso, no está de más adquirir una tercera exclusivamente para los vegetales . 

RECETAS A LA PARRILLA:

 

 

 

6. TENEDOR O TRINCHE 

Si dijimos que no queremos pinchar la carne al momento de darle vuelta, ¿por qué un tenedor o trinche es necesario en un asado? Si vamos a cortar alimentos, tenemos que sostenerlos de alguna forma, y es acá donde este utensilio es fundamental.  

Incluso, puede que algunas comidas o ciertos cortes de carne sean demasiado gruesos o difíciles de manipular con las pinzas, así que tampoco está mal acudir al trinche en el caso de que lo necesitemos. 

7. EL DELANTAL 

Entre el fuego, el humo, el carbón, las cenizas y los alimentos, la realidad es que hacer un asado es un trabajo en el que seguramente nos vamos a ensuciar. Para cuidar la ropa que llevamos, en especial si es la camiseta de nuestro equipo, lo mejor es usar un delantal. 

De hecho, hay modelos que tienen un bolsillo frontal donde se guardan algunos utensilios importantes para tenerlos al alcance de la mano. Estos diseños también varían en sus materiales, pues podemos hallar de tela, plástico y hasta cuero.  

Brochetas de verduras en un asado.

8. UNA VARILLA 

Este es un utensilio casi que imprescindible para las parrillas de carbón, pues remover y organizar las brasas es muy importante, los parrilleros con más experiencia lo saben. Por ejemplo, vale la pena tener siempre algunas calientes en los bordes de la parrilla, que usamos cuando vemos que la temperatura está bajando y las llevamos al medio.  

9. LOS GUANTES 

En un asado estamos manejando temperaturas altas, así que es importante tener cuidado para no lastimarnos. Aunque hay utensilios que nos ayudan a mantener la distancia del fuego y a manipular los alimentos sin quemarnos, hay casos en los que es mucho más sencillo hacer las cosas con las manos. 

Tener un guante cerca nunca sobra, pues durante el proceso seguramente los vamos a usar más de una vez. 

10. LAS BROCHETAS 

En un asado de primer nivel no pueden faltar las brochetas, pues son perfectas para combinar carne, pollo y verduras en trozos pequeños. Un buen consejo es usar las que son de acero inoxidable o algún otro material que sea resistente al calor, de esta forma las podemos dejar sobre la parrilla y permitir que los alimentos se cocinen. 

Con estos utensilios no vamos a tener problemas en hacer un asado delicioso con la mejor comida para compartir mientras vemos los partidos de fútbol del campeonato mundial. 

 

Fuentes: 

https://salroche.com/blogs/expertos-de-la-parrilla/21-utensilios-para-carne-asada-que-facilitan-tus-parrilladas 

https://mandolina.co/blog/utensilios-basicos-para-un-asado/ 

https://barbacoadictos.com/utensilios-para-asados/