Cocción y técnica

Cocción lenta: el secreto de platos suaves y jugosos

Sabor y tradición a fuego lento. Descubrí los secretos de la cocción lenta.

Estofado de pollo, receta de cocción lenta

La cocción lenta es la técnica perfecta para preparar comidas tiernas y jugosas sin estrés. Descubrí sus secretos y animate a cocinar.

En un mundo que corre a mil revoluciones por minuto, la idea de cocinar lentamente puede sonar descabellada. Todo lo queremos rápido, práctico y al instante. Incluso en la cocina, buscamos recetas exprés que en ocasiones sacrifican el sabor y la textura.   

En este artículo, vamos a desmitificar la idea de que esta técnica está reservada solo para chefs experimentados o personas con horas libres en la cocina.  La cocción lenta se presenta como una alternativa accesible y llena de beneficios para cualquiera que desee disfrutar de una comida deliciosa, casera y que nos invita a desacelerar nuestro ritmo de vida y saborear cada momento.  

 

¿QUÉ ES LA COCCIÓN LENTA? 

La cocción lenta, como su nombre indica, es un método de cocción utilizado para cocer los alimentos lentamente durante un largo periodo de tiempo, normalmente en una olla redonda con tapa, sobre los fogones o en el horno.  

Estofado de res y verduras, receta de cocción lenta

Esta técnica infunde los sabores gradualmente, cociendo los alimentos a fuego lento, y es ideal para guisos, sopas, salsas o cortes de carne más duros. La cocción lenta cocina los alimentos de manera uniforme a lo largo del tiempo y retiene la humedad, garantizando platos finales tiernos y sabrosos. Este método también se caracteriza por ser una forma fácil de preparar comidas sustanciosas y requiere muy poca elaboración o atención.  

 

ORIGEN Y TRADICIÓN DE LA COCCIÓN LENTA 

Las raíces de la cocción lenta se remontan a tiempos inmemoriales, cuando nuestros ancestros utilizaban métodos rudimentarios para cocinar sus alimentos. Antes de la llegada de los modernos electrodomésticos de cocina, las personas cocinaban sus alimentos sobre fuego lento de fogatas y hornos de barro durante largos períodos de tiempo, siendo esta técnica el aliado perfecto para ablandar carnes duras y obtener guisos sustanciosos, aprovechando al máximo los recursos disponibles.  

En Europa, por ejemplo, la cocción lenta era una práctica común en la Edad Media, donde las ollas de hierro fundido se colocaban sobre brasas calientes y se dejaban cocinar durante horas o incluso días. En América Latina, la cocción lenta también ha sido una parte importante de la cocina tradicional durante siglos. En países como México, la cocción lenta es fundamental en la preparación de platos como el mole, los tamales y los guisos, que se cocinan a fuego lento para desarrollar sabores ricos y completos.  

 

DESCUBRÍ LAS VENTAJAS DE LA COCCIÓN LENTA 

La cocción lenta es una técnica culinaria que, aunque siempre ha existido y tiene historia y tradición en las cocinas, en los últimos años ha vuelto a ganar popularidad con la llegada de nuevos electrodomésticos que nos ofrecen deliciosos resultados. Esta forma de cocinar a fuego lento durante un período prolongado de tiempo no solo realza el sabor de los alimentos, sino que también ofrece una serie de ventajas que la hacen una opción ideal para cualquier amante de la cocina. 

Recordá que los tratamientos térmicos como los métodos de cocción lenta no solos nos permiten obtener sabores y texturas que nos encantan en los alimentos, sino que también nos ayudan a inactivar bacterias y microorganismos que podrías estar presentes y causarnos malestares.  

  • Sabor más intenso: La cocción prolongada a baja temperatura permite que los ingredientes liberen sus sabores y aromas de manera gradual, lo que resulta en platos más sabrosos y con una profundidad de sabor incomparable. 
  • Carnes tiernas y jugosas: Con la cocción lenta podrás decirle adiós a las carnes secas y duras. Este método de cocción permite que los tejidos de los alimentos se descompongan lentamente, resultando en platos con una textura irresistiblemente tierna y jugosa.  

    Plato con guiso de res y verduras preparación en cocción lenta

  • Facilidad de uso y despreocupación: Olvidate de estar pendiente constantemente de la olla. Hoy en día encontrás ollas que te permiten programarla y dedicarte a otras actividades sin la preocupación de que la preparación se vaya a quemar.  
  • Eficiencia energética: Contrario a lo que muchos creerían, este método de cocción, a pesar de requerir más tiempo, consume menos energía que otras técnicas de cocción tradicionales, ya que cocinar a bajar temperatura y de manera constante permite un ahorro significativo de energía. 

Recetas recomendadas

CÓMO FUNCIONA LA COCCIÓN LENTA 

Si querés preparar deliciosos platos utilizando este método de cocción, acá te explicamos los principios de la cocción lenta para que tengas la plena confianza de que tus platos se cocinarán a la perfección y no se quemarán mientras están en el fuego.  

  • Temperatura baja y constante: En la cocción lenta, los alimentos se cocinan a una temperatura relativamente baja, generalmente entre 75°C y 95°C. Esta temperatura baja y constante permite que los alimentos se cocinen lentamente sin perder su humedad ni secarse. 

    Sopa preparada en olla de cocción lenta

  • Tiempo prolongado de cocción: Una de las características claves es el tiempo prolongado de cocción. Mientras que otros métodos como freír o asar, pueden llevar solo unos pocos minutos, la cocción lenta puede llevar varías horas o incluso todo el día. Este largo tiempo de cocción permite que los sabores se mezclen y se desarrollen sabores más complejos y aromas más ricos.  
  • Descomposición de tejidos: Durante el proceso de cocción lenta, los tejidos de los alimentos como las proteínas de la carne o las fibras de las verduras, se descomponen lentamente debido al calor suave y constante. Esta descomposición es lo que hace que los alimentos se vuelvan más tiernos y suaves con el tiempo.  

 

EQUIPOS PARA LA COCCIÓN LENTA 

Antiguamente, este método se realizaba con el calor residual del carbón o del horno de barro. Hoy en día, gracias a la tecnología, contamos con electrodomésticos que nos permiten cocinar con esté método de manera práctica y precisa.  

  • Ollas de cocción lenta: También conocidas por su nombre en inglés, slow cooker, son ollas eléctricas que se diferencian de las tradicionales porque no necesitan fuego directo, basta con conectarlas a la corriente. Estas ollas cuentan con un termostato que regula la temperatura y el tiempo de cocción, asegurando resultados perfectos sin necesidad de estar pendiente constantemente. 

Si querés saber más, acá te contamos todo sobre las ollas de cocción lenta

Olla para recetas de cocción lenta

 Instant Pot: Esta es una olla multifuncional que se ha vuelto muy popular en los últimos años, ya que se puede utilizar para cocinar a fuego lento, además de realizar otras funciones como cocinar a presión, saltear y hornear.  

 

RECETAS POPULARES DE COCCIÓN LENTA 

La cocción lenta ofrece un mundo de posibilidades culinarias, desde reconfortantes guisos y estofados hasta carnes tiernas y deliciosas. Algunas recetas populares para iniciarte con este método son: 

  • Pulled pork: Un clásico de las barbacoas, ideal para tacos o sándwiches. Esta carne de cerdo cocida a fuego lento con especias, deshebrada y servida con salsas, es una receta que nos demuestra que vale la pena esperar varias horas para disfrutarlo.  
  • Estofado de carne: Un plato clásico en muchos hogares latinoamericanos. La carne de res se cocina lentamente con papas, verduras y especias hasta obtener un guiso delicioso y reconfortante. 
  • Guiso de legumbres: Así como se preparan guisos con proteínas animal, también se emplea esta técnica para cocinar y ablandar lentejas o garbanzos, creando un guiso abundante y reconfortante.  
  • Sopas: Esenciales en la gastronomía de la región. Las proteínas se cocinan con yuca, papa, verduras y otros ingredientes, permitiendo que las verduras se ablanden y los sabores se mezclen a la perfección.  

Elevá tu nivel culinario y añadí a tus platos un toque casero y lleno de amor con recetas de cocción lenta. Descubrí en Recetas Nestlé® platillos con un toque tradicional, ideales para compartir y disfrutar en familia.  

 

FUENTES: 

https://artemonte.com/blog/ventajas-de-la-coccion-lenta/  

https://www.lecreuset.ca/en_CA/glossary/Slow+Cooking.html  

Preguntas frecuentes

¿Se puede cocinar cualquier tipo de alimento en una olla de cocción lenta?

La mayoría de los alimentos se pueden cocinar en una olla de cocción lenta, pero es importante tener en cuenta que algunos alimentos, como el pescado y ciertas verduras, pueden descomponerse si se cocinan durante demasiado tiempo.

¿Cómo puedo limpiar y cuidar mi olla de cocción lenta?

Primero asegurate de que esté desconectada y completamente fría. Retirá la cerámica y lavala con agua tibia y jabón. La parte externa se puede limpiar con un paño húmedo. Evitá sumergir la base en agua y utilizá siempre utensilios de cocina de madera o silicona para evitar rayar la cerámica.