Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.

Cuáles son los tipos de pan alrededor del mundo.

Si hablamos de un alimento que ha conquistado los paladares en cualquier continente, ese es el pan. Por eso queremos mostrarte los diferentes tipos de pan que existen y darte algunas ideas básicas si querés hacer tu propia preparación casera. 

 

Tipos de pan de todo el mundo 

No importa a dónde vayas a viajar, no importa qué tan lejos estés casa y conociendo nuevos países, culturas y formas de vida. No importa hasta dónde te lleve este camino incierto que llamamos vida, siempre, en todos lados, te vas a encontrar con el pan. 

Claro, no es el mismo de tu ciudad, lo cual lo convierte en un alimento fabuloso para experimentar con ingredientes y diferentes mezclas, pero en el mundo entero se come algún tipo de pan. 

Para que conozcas la cantidad de panes que existen alrededor del planeta, te invitamos a viajar con Recetas Nestlé® para recorrer distintos países y sus panes tradicionales. ¡Acompañanos! 

 

Un avión al viejo continente 

Empezamos nuestra travesía cruzando el océano Atlántico para aterrizar en Europa. Acá empezamos la aventura culinaria. 

 

Bienvenidos a Francia 

Aterrizamos en el aeropuerto Charles de Gaulle en París para visitar una “boulangerie” (panadería en francés) tradicional y conocer uno de los panes más populares en el mundo: la baguette. 

Es inconfundible: tiene una forma alargada, la parte externa es crujiente y el interior blando. Una verdadera maravilla que únicamente podría nacer en el país más importante en la historia de la panadería. 

 Un tipo de pan organizado sobre un fondo rosa

 

Tipos de pan en Italia 

Cuando pensamos en la comida del país en forma de bota seguramente nos llegan imágenes de pastas, pizzas o lasañas. Sin embargo, los italianos no se quedan atrás al momento de hablar de panes. Vamos a rescatar dos. 

  1. Grisín o colín: conocidos, simplemente, como palitos o palillos de pan, se caracterizan por esa textura crujiente. Normalmente son servidos antes de la comida, para abrir el apetito. 
  2. Focaccia: aunque en algunas partes fuera de Italia este tipo de pan se usa en sándwiches, en su país de origen se consume solo. Suele tener romero o alguna otra hierba aromática. 

 

En tierras alemanas 

El país donde nacieron genios históricos como Ludwig van Beethoven y Albert Einstein, también ha aportado un pan muy conocido en el universo de este alimento: el pumpernickel. 

Es preparado con cereales integrales y vapor de agua, sin necesidad de ningún tipo de levadura. Tiene un color marrón y un sabor dulce. 

 

Pasemos por Polonia 

Aunque el bagel tiene muchísima fuerza en los Estados Unidos debido a los inmigrantes judíos, su origen es polaco. 

Este tipo de pan se distingue por tener un agujero en el medio y porque debe ser cocinado en agua antes de llevarlo al horno. También es bastante común que esté cubierto de semillas. 

A lo largo de la historia ha tenido muchísimas variaciones, como la adición de azúcar en la masa para hacerlo más dulce o, incluso, rellenos con queso crema o tomate. 

 

 Un tipo de pan redondo con un patrón en forma de cara feliz

 

Algunas recetas con pan 

Hacemos una pausa en estas pequeñas vacaciones por todo el mundo del pan. Hablar de comida hace que se nos abra el apetito, así que te dejamos algunas preparaciones para aprovechar este gran alimento. 

 

Continuamos con el viaje 

Seguimos conociendo los diferentes tipos de pan que hay en el mundo. Nuestro avión ahora entra a territorio asiático. 

 

Tipos de pan en el Medio Oriente 

En nuestro paso en dirección a Asia, el avión hace una algunas paradas de emergencia para que probemos dos panes muy conocidos. 

  1. Pan pita o pan árabe: un tipo de pan que ofrece mucha variedad y que se destaca por su forma redonda. En algunas ocasiones es usado para ser rellenado con verduras y falafel. También sirve para hacer kebabs y gyros, o para ser untado con hummus. 
  2. Lavash: aunque su origen es de Armenia, también es muy popular en Irán. Puede ser suave o duro, aunque el primer caso es más común ya que se usa bastante para enrollar otras comidas. 

 

El pan más conocido en la India 

Se trata de un pan redondo y plano, similar en su aspecto al pan pita, que se llama naan. También es muy popular en Afganistán y Pakistán. Además, se prepara en unos hornos llamados tandur, que se hacen en el suelo. 

 

Un pan típico de China 

Llegamos al lejano oriente y nuestro avión aterriza en Shanghái, donde vamos a conocer el baozi. Se trata de un tipo de pan cocinado al vapor y relleno de distintas comidas. Puede tener carne o verduras. Normalmente se come al desayuno. 

Si te gustan las películas animadas, seguramente recuerdas que en Kung Fu Panda el plato preferido de Po (el protagonista) son unos panes rellenos. Estos son los baozi. 

 La harina de trigo se usa en muchos tipos de pan.

 

Nuevo destino: África 

En el camino de regreso a nuestro continente también quisimos pasar por África para probar algunos panes que se comen acá. 

  • Batbout: un pan típico de Marruecos que se caracteriza por su forma redonda y una textura esponjosa en su interior. 
  • Injera: se trata de un pan muy importante en la cocina de Etiopía. Es distinto a todos los que hemos mencionado acá porque es bastante delgado, casi como una crêpe. Se hace con harina de tef, un cereal que se cultiva en este país. 
  • Laho: muy popular en Somalia y Yibuti. Es similar al injera, pero en lugar de parecerse a una crêpe, se asemeja a un pancake. Es redondo y con pequeños orificios. 
  • Roostercoek: ya hemos hablado de panes preparados el horno y con vapor de agua, pero este caso de origen sudafricano se prepara en una parrilla que se llama braai. 

 

Brasil, la última parada 

Antes de regresar a casa tenemos que detenernos en el representante del portugués en nuestra región. 

Una de las comidas brasileñas más queridas en el país carioca es el pão de queijo, que en español significa pan de queso. Es de forma esférica y, como ya podés imaginarlo, el queso es un ingrediente fundamental al momento de prepararlo. 

 

Más recetas con pan 

Después de un viaje a toda velocidad, volver a nuestro país siempre es fabuloso. Pero estábamos extrañando la comida. Por eso, aprovechamos para mostrarte otras recetas en las que usamos pan. 

 Tostadas francesas, una receta con pan

 

Lo básico al momento de preparar pan 

Más allá de los tipos de pan que podés hacer en casa, primero tenés que entender los ingredientes básicos. 

  • Harina: la mayoría de los panes se hacen con harina de trigo, que entrega una textura ideal para este alimento. Sin embargo, como el trigo tiene gluten y esta es una proteína que algunas personas no pueden consumir, también se puede usar, por ejemplo, harina de maíz o de cebada, entre otros. 
  • Agua: el agua es fundamental para poder amasar la harina.  
  • Sal: además de darle sabor, la sal ayuda a retener el agua en el pan, lo cual repercute en su textura. 

 

Un ingrediente más: la levadura 

Este último ingrediente preferimos ponerlo aparte ya que su función y el modo en el que trabaja en la masa, muchas veces, no es muy clara. 

La levadura es un microorganismo vivo que funciona para fermentar. Convierte los azúcares en alcohol y CO2. ¿Esto que tiene que ver con preparar pan? Tené paciencia, acá te lo vamos a explicar todo. 

Al mezclar los ingredientes anteriores con la levadura y al momento de amasar, se crea un espacio perfecto para que trabaje. Tiene los azúcares de la harina, agua y el aire que entra y sale con los movimientos del amasado. 

Cuando dejás la masa reposando, la levadura sigue trabajando, transformando los azúcares en CO2. Por esta razón es que la masa crece: tiene gas en su interior, creado por la levadura. 

 

 

 Golpear la harina para sacar el aire es una técnica que se usa con algunos tipos de pan

¿Qué sucede cuando la masa entra al horno? 

Con el calor, la levadura trabaja más rápido, por lo que transforma a toda velocidad los azúcares en gas. Por eso podés ver que el pan aumenta de tamaño en el horno. 

Cuando el pan alcanza los 50°C, este proceso termina porque la levadura muere. Ahí es cuando comienza la cocción del pan. 

 

La masa madre 

En el mundo de la panadería se habla bastante de la masa madre, que es un fermento que le entrega al pan unas características únicas y muy especiales de sabor, aroma y textura. 

Para hacerla, se necesita agua, harina y paciencia, ya que tarda días en lograrse. Sin embargo, si te gusta preparar tu propio pan, vale la pena. En fácil de hacer. Acá te explicamos. 

  1. Mezclá un vaso de harina integral (puede ser cualquier tipo de harina, lo importante es que no sea refinada) con un vaso de agua. Debe ser la misma cantidad de ambos ingredientes. 
  2. Verté la mezcla en un recipiente limpio al que le sobre espacio. Esta masa va a crecer, así que es muy importante. 
  3. Tapá el recipiente y dejalo reposar por 24 horas en un espacio con temperatura cálida, entre 20°C y 25°C. 
  4. Al día siguiente, añadí un vaso de agua y un vaso de harina. Mezclá todo y volvelo a tapar. Dejalo en el mismo lugar por 24 horas. 
  5. Repetí el proceso por cinco o seis días. 

Cuando pase este tiempo, vas a tener tu masa madre para hacer el mejor pan de todos. Lo increíble de esta masa es que puede durar años, sin embargo, vale la pena “alimentarla” por lo menos una vez a la semana con las medidas que ya elegiste. 

Inspiración y nuevos sabores para vos

Disfrutá

Hacé clic acá y registrate

¿Quieres descargar recetarios?