Cocción y técnica

Pastel de pescado en todas sus formas

Si eres amante de los envueltos crujientes, el pastel de pescado se puede convertir en uno de tus favoritos. 

Pastel de pescado partido a la mitad con salsa blanca de yogurt griego

Podés preparar este plato con trucha, merluza, salmón o el pescado que más te guste. 

El pastel de pescado es una opción que ha ganado popularidad en la cocina casera y también en los menús de restaurantes de todo el mundo. Con su combinación de pescado fresco, condimentos aromáticos y una capa exterior crujiente, el pastel de pescado es una delicia para los amantes de la comida de mar.  

Acompáñanos en este espacio de Recetas Nestlé® exploraremos a fondo cómo preparar y cocinar este exquisito plato, desde los tipos de pescado ideales hasta los trucos para envolverlo perfectamente y los mejores métodos para cocinarlo. Seguí leyendo y descubrí todos los secretos del pastel de pescado.  

 

QUÉ TIPOS DE PESCADO PODÉS COCINAR EN PASTEL  

Cuando se trata de elegir el pescado adecuado para tu pastel, es importante seleccionar variedades que tengan un sabor suave y una textura firme que se mantenga después de cocinar. Aquí tenés una lista detallada de algunas opciones populares: 

  • Trucha: La trucha es un pescado de agua dulce que ofrece una carne suave y delicada, perfecta para incorporar en pasteles de pescado. Además, es un pescado que podés conseguir fácilmente en los supermercados más cercanos. 
  • Salmón: El salmón es una opción más sabrosa que aporta un rico color y sabor a los pasteles de pescado. Su textura firme también lo hace ideal para este tipo de plato, y su sabor distintivo es perfecto para añadir un toque de lujo al pastel. 
  • Merluza: La merluza es un pescado de carne blanca y suave que se desmenuza fácilmente, lo que lo hace ideal para los pasteles de pescado. Su sabor delicado complementa bien los condimentos y otros ingredientes del pastel. 

    Pescado crudo sobre un fondo negro para ser cocinado y preparado en pastel

Cómo condimentar tu pastel de pescado  

El condimento adecuado es clave para realzar el sabor del pastel de pescado. Estos son ingredientes que podés encontrar fácilmente en tu cocina. Tan solo debes lavarlos, picarlos e incorporarlos. Aquí hay algunas sugerencias para condimentarlo: 

  • Ajo y cebolla: Sofríe ajo y cebolla picados finamente antes de añadirlos a la mezcla de pescado para darle sabor y profundidad. El matrimonio del ajo y la cebolla será para siempre, pues añade una dimensión adicional al sabor y realza los ingredientes principales de cualquier plato. 
  • Hierbas frescas: Agregá hierbas frescas como perejil, cilantro o eneldo picados para añadir un toque de frescura y aroma a tu pastel de pescado. Las hierbas frescas resaltan los sabores naturales del pescado y añaden un elemento aromático al plato final. 
  • Pimentón y pimienta: Añadí una pizca de pimentón y pimienta negra molida a la mezcla de pescado para darle un toque de calor y especias. De esta manera, le das profundidad al sabor, elevando su perfil y haciendo que cada bocado sea aún más delicioso. 

Conocé cómo es la comida de Vietnam.  

Recetas con pescado

 

CÓMO PREPARAR LA COBERTURA DE TU PASTEL DE PESCADO 

La cobertura del pastel de pescado es una parte crucial de su preparación, ya que agrega una capa crujiente y sabrosa que complementa perfectamente el relleno suave y jugoso. Seguí estos pasos simples para preparar la cobertura ideal para tu pastel de pescado: 

  • Mezcla de pan rallado y hierbas: En un tazón grande, combiná pan rallado fresco con una variedad de hierbas y especias al gusto. Las hierbas frescas como perejil, eneldo o tomillo añaden un aroma delicioso, mientras que el ajo en polvo, la cebolla en polvo, el pimentón y la pimienta negra molida agregan un sabor extra. 
  • Aceite de oliva: Agregá un chorrito de aceite de oliva virgen extra a la mezcla de pan rallado y hierbas. Esto ayudará a que la cobertura se dore y se vuelva crujiente durante la cocción. 
  • Mezcla uniforme: Mezclá bien todos los ingredientes hasta que estén completamente combinados y el pan rallado esté humedecido con el aceite de oliva y las hierbas. Asegúrate de que no queden grumos y de que todos los sabores se distribuyan de manera equitativa. 

    Cinco trozos de pescado en un pastel con hierbas aromáticas en toma cenital

  • Espolvorear sobre el pastel: Una vez que hayas formado y envuelto tu pastel de pescado, espolvorea generosamente la mezcla de pan rallado y hierbas sobre la parte superior del pastel. Presioná suavemente para asegurar que la cobertura se adhiera bien a la superficie del pastel. 
  • Hornear o freír: Cociná el pastel de pescado según tu método preferido (al horno o frito) hasta que esté dorado y cocido por completo. La cobertura se volverá crujiente y dorada durante el proceso de cocción, añadiendo una textura deliciosa y un sabor irresistible al pastel de pescado. Estos procesos térmicos le dan el sabor que buscamos, pero también nos ayudan a desactivar bacterias y microorganismos presentes en los alimentos.  

Preparar la cobertura del pastel de pescado es una parte emocionante y creativa del proceso de cocina, que te permite experimentar con una variedad de sabores y texturas para crear un plato verdaderamente delicioso.  

 

TRUCOS PARA ENVOLVER TU PASTEL DE PESCADO 

Envolver el pastel de pescado correctamente es fundamental para asegurar que mantenga su forma durante la cocción y que tenga una textura uniforme.  

Estas tres técnicas son ideales para terminar tu plato y que el relleno se mantenga firme dentro de la cobertura: 

  • Utilizá papel film: Envuelve el pastel de pescado en papel film antes de refrigerarlo para ayudar a mantener su forma y evitar que se desmorone durante la cocción. Este paso adicional asegura que el pastel se mantenga compacto y firme durante todo el proceso de preparación y cocción. 
  • Compactá la mezcla: Asegúrate de compactar bien la mezcla de pescado antes de envolverla para evitar que se formen bolsas de aire en el interior del pastel. Esto garantiza una distribución uniforme de los ingredientes y una textura cohesiva en el pastel final. 
  • Presioná los bordes: Presioná firmemente los bordes del pastel para sellarlos y evitar que se abran durante la cocción. Un sello hermético asegura que el pastel mantenga su forma y retenga los jugos y sabores durante la cocción en el horno o la sartén. 

    Porción de pastel de pescado servido en un plato sobre un mantel verde

El pastel de pescado es una delicia culinaria versátil y reconfortante que se puede disfrutar en una variedad de formas. Ya sea horneado, frito, condimentado con hierbas frescas o servido con una salsa cremosa, el pastel de pescado es una opción deliciosa.  

Con los tipos adecuados de pescado, técnicas de envoltura y condimentos, podés crear un pastel de pescado que impresionará a tus invitados y satisfará tus antojos de mariscos. Calificá este artículo y cuéntanos en los comentarios cómo te fue preparando esta fritura con comida de mar.  

Descubrí cómo aprovechar las sobras de comida.  

 

FUENTES:  

https://elgourmet.com/recetas/pastel-de-pescado-2/  

https://www.bonviveur.es/recetas/pastel-de-merluza-y-gambas  

https://lapalmerarosa.com/pastel-de-pescado/  

Preguntas frecuentes

¿Cómo puedo evitar que mi pastel de pescado se desmorone durante la cocción?

Asegúrate de compactar bien la mezcla de pescado antes de envolverla y utilizar papel film para ayudar a mantener su forma. También es importante sellar bien los bordes del pastel para evitar que se abran durante la cocción.

¿Cuánto tiempo se tarda en cocinar un pastel de pescado?

El tiempo de cocción puede variar dependiendo del grosor y tamaño del pastel, así como del método de cocción utilizado. En general, un pastel de pescado tarda entre 25 y 30 minutos en hornearse a 180°C, o entre 4 y 5 minutos por cada lado al freírlo en una sartén a fuego medio-alto.

¿Puedo hacer un pastel de pescado con pescado congelado?

Sí, podés usar pescado congelado para hacer un pastel de pescado. Solo asegúrate de descongelarlo completamente antes de usarlo en la receta y de escurrir el exceso de líquido para evitar que el pastel se vuelva aguado.