Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.

Cómo aprovechar las sobras de comida

En Recetas Nestlé® te enseñamos cómo aprovechar los alimentos para no desperdiciarlos 

 

Entre las fiestas del mes de diciembre y el comienzo de año, con todas las reuniones con amigos y familiares, no es nada extraño que al final no se termine toda la comida, ya sea porque no planemos muy bien las cantidades o porque asistió menos gente de la que pensábamos. Más allá de las razones, acá vamos a hablar sobre cómo aprovechar las sobras de comida. 

 

¿Qué tanta comida se desperdicia?  

Este es un tema al que vale la pena ponerle atención, puesto que todos podemos ayudar a reducir el desperdicio de comida. Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), el 34% de los alimentos producidos en América Latina y en el Caribe terminan en la basura, es decir, alrededor de 127 millones de toneladas de comida. 

H2: Vamos a enfocarnos en las sobras de comida 

Etiqueta P: Una de las razones más grandes del desperdicio de alimentos, y que tiene que ver con todos nosotros como consumidores, es que ni siquiera en nuestras casas sabemos usar correctamente la comida. 

Ya sea porque compramos demasiado en la última visita al supermercado, porque no calculamos bien las porciones que comemos en cada plato, porque olvidamos que había algunos alimentos en la parte trasera de la alacena, o porque no vimos la fecha de vencimiento de algún producto, terminamos arrojando a la basura comida que no supimos aprovechar. 

Acá te vamos a contar cómo aprovechar hasta la última gota distintos alimentos, como verduras, carnes y frutas. De este modo vamos a aportar para que el desperdicio de comida se reduzca.  

 Ensalada preparada con sobras de comida. .

Las verduras 

Uno de los alimentos que se dañan con mayor facilidad son las verduras. Puede suceder por varias razones: no supimos cómo conservarlas correctamente o porque al momento de elegirlas no teníamos claro a qué aspectos había que ponerle atención, y terminamos con las peores en nuestra casa. 

Sin embargo, son un muy buen alimento para aprovechar uno o dos días después de haberlo usado en algún plato fabuloso que seguramente nos dejó una sonrisa. Lo maravilloso de las verduras es que se pueden usar en todo tipo de preparaciones, así que la próxima vez que te sobren algunas, tené en cuenta las siguientes ideas. 

  • Ensaladas: una idea bastante sencilla y, tal vez, la que más se usa al momento de pensar en sobras de verduras. Puede que ya no estén tan frescas como el día que las compraste, pero eso no quiere decir que no se puedan comer. Eso sí, asegurate de que aún están en buen estado para hacer una deliciosa ensalada en la que podés usar tu vinagreta favorita. Aprendé a preparar una ensalada de verano.  
  • Cremas: la mejor opción si vas a usar tus sobras en un día frío y lluvioso. Podés aprovechar esas espinacas o lo que quedó de una calabaza, llevarla a la licuadora, añadir un poco de agua y hacer una crema deliciosa, pero si querés cocinarla mejor, te damos 5 consejos para preparar cremas caseras
  • Sopas: ¿quedaron algunas zanahorias y arvejas de la cena de anoche? Picá la zanahoria en cuadros pequeños y aprovechá las arvejas para añadirlas a una sopa de fideos o de papa, además de darle un toque balanceado, también le entregan sabor. 

 Las sobras de comida, como verduras y papas, se pueden aprovechar en un guiso.

  • Guisos: hablando de sabor, acá podés usar las sobras de tomates, cebollas, pepinos y cualquier otra verdura para hacer un guiso al que luego le podés añadir a un arroz o una carne. Incluso, se puede preparar un pollo junto a este guiso para que absorba el mejor sabor. 
  • Snacks crujientes: esta opción funciona con verduras como la zanahoria, el zucchini, la remolacha, el pepino, el kale o la berenjena. Es necesario cortarlas en rodajas muy delgadas. Se pueden preparar tanto en el horno, como en la freidora de aire. 
  • Lasaña: si estás dispuesto a romper las reglas de las tradiciones más puras de la cocina italiana, podés aprovechar cualquier verdura y usarla en una lasaña. Sin embargo, te recomendamos usar espinacas, zucchini o zanahoria. Incluso, si tenés alguna berenjena completa, la podés usar para cocinar una moussaka y usar esta verdura en lugar de las capas de pasta. 

La carne, el pollo y el pescado 

Otra razón para tener sobras en la casa es que quisimos hacer una buena reunión con amigos y familiares, así que decidimos hacer comida para una multitud, pensando en que es mejor que sobre a que falte. 

La reunión fue un éxito, pero al final de la noche nos dimos cuenta de que aún tenemos algunas piezas de pollo, unos trozos de carne y un poco de pescado. ¿Qué hacemos? No hay de qué preocuparse, podemos usarlos en varias cosas. 

  • Empanadas: esta opción es deliciosa y es una excusa perfecta para aprender a preparar unas empanadas caseras. Un relleno de pescado con verduras o carne con arroz suena bastante bien. Con esta receta podés conocer cómo hacer unas empanadas de pollo con Maggi Jugoso Al Horno Sabor Pimentón. 
  • Rellenar verduras: una de las mejores formas de acompañar verduras como los tomates más grandes, la calabaza o el pimiento, es rellenarlos y luego llevarlos al horno. Y si le añadís queso encima para que se derrita... preparate para comer como los dioses. 
  • Hamburguesas y albóndigas: si te sobró carne molida y pescado, usá cualquiera de los dos para hacer unas hamburguesas o albóndigas caseras que te van a sorprender. Si notás que se te desarman y no quedan compactas, una buena idea es usar un poco de maicena. 
  • Caldos: una de las mejores características de los caldos es que se pueden usar para darle sabor a todo tipo de platos, como arroces, cremas o sopas. Las sobras de carne, pollo o pescado, en especial los huesos y espinas, son magníficas para hacer un caldo al que también se le puede añadir verduras, especias o agente aromáticos. 

 Sobras de comida usadas en una sopa.

  • Tacos: ¿quién puede negarse a un poco de comida mexicana? Aprovechá las sobras de comida, tanto de carne, pollo o pescado, como de vegetales, para hacer unos tacos totalmente caseros. ¿Qué necesitas? Únicamente unas tortillas. 
  • Sándwich: todo un clásico para hacer uso de las sobras. Podés cortar cualquier tipo de carne, mezclarla con unos vegetales y usar esta maravillosa combinación entre dos panes. 

Las frutas 

Con estos alimentos nos puede suceder algo similar que con las verduras. Es posible que las escojamos mal y que no tengamos idea de cómo conservarlas, por lo que terminan echándose a perder. 

Es muy importante revisar cómo están las frutas en casa, puesto que algunas maduran bastante rápido, como sucede con las bananas, que en cuestión de uno o dos días ya pasan a estar negras. 

  • Helados: esta opción es magnífica, ya que es una forma de aprovechar para congelar las frutas, lo cual alarga su vida, y, además, son postres que nos encantan. Hay distintas opciones. Las podés licuar y mezclar con agua o leche, o cortarlas en cuadros pequeños. Si no tenés moldes, usá vasos desechables para darles forma. Te invitamos a preparar unas paletas heladas con frambuesas y Leche Condensada Nestlé. 
  • Ensaladas de frutas: una opción estupenda para aprovechar las sobras de diferentes frutas en un mismo plato. Podés partirlas en cuadros pequeños y preparar una deliciosa ensalada de frutas. 
  • Usá las cáscaras: hay algunas frutas en las que te recomendamos comer la piel, como la manzana o la ciruela. Sin embargo, te proponemos aprovechar la cáscara de los cítricos, como la mandarina, la naranja o el limón, para entregarle aroma a tus platos o decorar algunas preparaciones. 
  • Licuados y smoothies: si te das cuenta de que tus bananas están negras, no las desperdicies, podés usarlas para hacer un licuado delicioso y añadirle leche y helado. En realidad, es posible hacerlo con prácticamente cualquier fruta, así tenés una bebida balanceada y rica. Por ejemplo, nuestro batido multifruta con Leche Condensada Nestlé y Agua Nestlé Pureza Vital. 

 Licuados preparados con sobras de frutas.

  • Una salsa: las frutas también son fabulosas para acompañar algunos postres y una de las mejores formas de hacerlo es aprovecharlas como una salsa. La forma más sencilla de hacerlo es llevando las sobras a la licuadora. Si ves que queda muy espesa, añadí un poco de agua; por el contrario, si ves que la salsa es demasiado líquida, un poco de harina puede ayudar a darle textura. 

Papas y legumbres 

Entramos a hablar de algunos alimentos que brillan, en especial, como guarniciones, aunque también cuentan con todo el potencial para ser protagonistas de una comida. Nos referimos a las papas y las legumbres, como lentejas y porotos. 

  • Cremas: las papas son uno de los ingredientes más usados en las cremas por diferentes razones, así que te pueden ayudar con distintos propósitos; por ejemplo, la podés licuar para darle más cuerpo o usarla como un ingrediente más al momento de comerla. 

Por otro lado, tanto las legumbres como las papas pueden ser grandes protagonistas de las cremas. Una crema de lentejas con papa suena bastante bien. 

  • Purés: uno de los acompañantes más ricos y populares para cualquier tipo de comida. El puré de papa va bien con el pollo y la carne, así que aprovechar las sobras de papas para preparar uno te puede ayudar a completar casi que cualquier plato. Conocé cómo se hace un puré de papa con huevo. 
  • Hamburguesas: ¿quién dice que las hamburguesas únicamente se hacen con carne? Las versiones libres de alimentos de origen animal, preparadas con todo tipo de legumbres, son también exquisitas. 

Las sobras en un restaurante 

Nuestra casa no es el único lugar donde nos puede sobrar comida. A veces las porciones en los restaurantes son bastante grandes, por lo que es posible que terminemos con algunas sobras. 

Para asegurarnos de que esos restos de comida sean bien usados y no terminen en la basura, lo mejor es llevarlos a casa. Dependiendo del plato que pediste y los ingredientes que incluye, podés aprovecharlo con algunas de las ideas que te dimos más arriba.  

Inspiración y nuevos sabores para vos

Disfrutá

Hacé clic acá y registrate

¿Quieres descargar recetarios?