Recetas Caseras

Día Mundial de la Pizza: todo sobre la masa

La pizza no es nada sin su masa, y aquí podés aprender los aspectos básicos de su preparación.

Porción de pizza de pepperoni con una masa delgada sobre un plato negro para celebrar su Día Mundial

Ingredientes, preparación paso a paso y mucho más sobre la masa de pizza.

La masa es el alma de la pizza y por eso, queremos celebrar su Día Mundial enseñándote cómo lograr desde casa esa textura suave por dentro y crujiente por fuera. Vamos a rendir homenaje a uno de los platos italianos más queridos en todo el mundo.  

¿A quién no le gustan estos trozos con queso, salsa y toppings? Es una de las mejores ideas en la historia de la gastronomía y, a diferencia de lo que muchos piensan, es un plato fácil de preparar con los ingredientes adecuados y si tenés en cuenta los consejos más importantes.  

Seguí leyendo y aprendé cómo preparar la masa de la pizza, cuáles son sus ingredientes principales, un par de consejos y cómo conservarla en caso de que quieras volver a utilizarla.  

 

ORIGEN DE LA PIZZA Y SU DÍA MUNDIAL 

La pizza, tal como la conocemos hoy en día, tiene sus raíces en la antigua ciudad de Nápoles, Italia. Se dice que la pizza margarita, una de las variantes más emblemáticas, fue creada en honor a la reina Margarita de Saboya durante su visita a Nápoles en 1889. Esta pizza llevaba los colores de la bandera italiana: tomate (rojo), mozzarella (blanco) y albahaca (verde), convirtiéndola en un símbolo de patriotismo. 

El Día Mundial de la Pizza se celebra el 9 de febrero de cada año y fue instaurado en honor a Raffaele Esposito, el famoso pizzaiolo que creó la pizza margarita para la reina Margarita. Esta fecha es una oportunidad para disfrutar y compartir con amigos y familiares, así como para reconocer la importancia cultural y culinaria de la pizza en todo el mundo. 

 

Cinco recomendaciones antes de empezar… 

Antes de empolvarnos con harina y empezar a amasar, es importante que tengás en cuenta algunas recomendaciones. De esta manera, será más fácil para ti preparar la pizza y el resultado seguro superará tus expectativas. 

  • Seleccionar los ingredientes de alta calidad: Utilizá ingredientes frescos y de alta calidad para obtener los mejores resultados. Optá por harina de fuerza o harina tipo "00", que tiene un alto contenido de gluten y proporciona elasticidad a la masa. También elegí levadura fresca o levadura seca de buena calidad para asegurar que la masa fermente adecuadamente y obtenga una textura esponjosa. 

    Pizza con queso, pollo y hojas verdes en un horno para celebrar su Día Mundial

  • Medir con precisión los ingredientes: La proporción de ingredientes es crucial para lograr una masa equilibrada y bien estructurada. Utilizá una balanza de cocina o tazas medidoras para medir con precisión la harina, el agua, la sal y la levadura. Seguir las medidas recomendadas en la receta garantizará que la masa tenga la consistencia adecuada y se hornee correctamente. 
  • Dejar reposar la masa: Después de amasar la masa, es importante dejarla reposar en un lugar cálido y cubierta con un paño húmedo durante al menos una hora. Este tiempo de reposo permite que la masa desarrolle su sabor y textura adecuados, así como que aumente su volumen. No apresurés este proceso, ya que un buen reposo es esencial para una masa de pizza ligera y esponjosa. 
  • Amasar correctamente: Dedicá tiempo y esfuerzo a amasar la masa de manera adecuada. Amasar no solo combina los ingredientes, sino que también desarrolla el gluten en la harina, lo que le da a la masa su elasticidad y estructura. Trabajá la masa hasta que esté suave y elástica, pero evita sobreamasar, ya que esto puede hacer que se vuelva dura y poco manejable. 
  • Probar diferentes técnicas de horneado: Experimentá con diferentes técnicas de horneado para encontrar la que mejor se adapte a tus preferencias y equipo de cocina. Si tenés acceso a una piedra para pizza o una bandeja para hornear perforada, úsala para obtener una base crujiente y bien cocida. También podés probar a hornear la pizza en una parrilla o en una parrilla de carbón para darle un sabor ahumado delicioso. Ajustá la temperatura y el tiempo de cocción según tu horno y las preferencias de dorado de la masa. 

Siguiendo estas recomendaciones, vas a estar en el camino hacia la preparación de una masa de pizza casera perfecta que va a sorprender y deleitar a tus comensales. ¡Disfrutá del proceso y deléitate con el resultado final! 

 

PREPARACIÓN Y PASO A PASO DE LA MASA DE PIZZA  

Sin una masa rica y crujiente, es muy probable que tu pizza no sea memorable. Para prepararla desde casa podés comprar los siguientes ingredientes y guiarte con este paso a paso. La receta que te contamos alcanza para cuatro pizzas medianas o dos pizzas grandes, dependiendo del grosor de la masa y cómo tú la prefieras.  

Ingredientes: 

  • 500g de harina de fuerza o harina tipo "00" 
  • 1 cucharada de sal 
  • 1 cucharadita de azúcar 
  • 7g de levadura seca 
  • 325ml de agua tibia 
  • 2 cucharadas de aceite de oliva 
     

Preparación paso a paso: 

  1. En un tazón grande, mezclá la harina, la sal y el azúcar. 
  2. En otro tazón pequeño, disuelve la levadura en el agua tibia y dejá reposar durante unos minutos hasta que se active. 

    Masa de pizza inflada, lista para ser amasada y cocinada para celebrar su Día Mundial

  3. Agregá la mezcla de levadura al tazón de harina y mezclá bien hasta que se forme una masa suave y elástica. 
  4. Amasá la masa sobre una superficie enharinada durante unos 5-7 minutos, o hasta que esté suave y elástica. 
  5. Formá la masa en una bola y colócala en un tazón ligeramente engrasado. Cubrí con un paño húmedo y deja reposar en un lugar cálido durante aproximadamente una hora, o hasta que haya duplicado su tamaño. 
  6. Una vez que la masa haya subido, divídela en porciones según el tamaño de las pizzas que desees hacer y estírala con un rodillo o con las manos sobre una superficie enharinada. 
  7. Colocá la masa estirada en una bandeja para hornear o en una piedra para pizza precalentada y añade tus ingredientes favoritos. 
  8. Horneá en un horno precalentado a la temperatura más alta posible durante unos 10-15 minutos, o hasta que la base esté dorada y crujiente y el queso esté burbujeante. 

¡Y ahí lo tenés! Una deliciosa masa de pizza casera lista para ser adornada con tus ingredientes favoritos. 

Descubrí los tipos de horno que podés tener en tu cocina. 

Recetas que te pueden gustar

¿CÓMO CONSERVAR LA MASA DE PIZZA?  

Conservar la masa de pizza adecuadamente es crucial para mantener su frescura y calidad hasta que estés listo para usarla. Aquí tenés algunas recomendaciones sobre cómo conservar la masa de pizza: 

  • Refrigerar: Si no planeas usar la masa de pizza inmediatamente, podés refrigerarla para mantenerla fresca durante un período más largo. Colocá la masa en un recipiente hermético o envuélvela firmemente en film transparente para evitar que se seque. Luego, guardala en el refrigerador. La masa de pizza refrigerada puede durar de 1 a 3 días en el refrigerador. 
  • Congelar: Si deseás conservar la masa de pizza por más tiempo, podés congelarla. Dividí la masa en porciones individuales del tamaño deseado y envuélvelas bien en film transparente o en bolsas para congelar. Asegúrate de etiquetarlas con la fecha para un seguimiento más fácil. La masa de pizza congelada puede durar hasta 2 meses en el congelador. Los tratamientos de congelación retardan o inactivan respectivamente el crecimiento de microorganismos. Esto hace que el producto duré más tiempo, sin perder su calidad y propiedades nutricionales.  
  • Revivir la masa de pizza: Si la masa de pizza refrigerada o congelada parece haber perdido algo de elasticidad o humedad, podés revitalizarla antes de usarla. Amasá ligeramente la masa con las manos para activar el gluten y restaurar su elasticidad. Si es necesario, añadí un poco de agua o harina para ajustar la consistencia de la masa. 

    Una persona golpeando y amasando una masa de pizza con harina para celebrar su Día Mundial

  • Descongelar correctamente: Cuando estés listo para usar la masa de pizza congelada, sácala del congelador y déjala descongelar en el refrigerador durante la noche. Esto permitirá que la masa se descongele lentamente y de manera uniforme, manteniendo su textura y calidad. Evitá descongelar la masa a temperatura ambiente, ya que esto puede provocar un crecimiento bacteriano no deseado. 
  • Dejar que alcance la temperatura ambiente: Después de refrigerar o descongelar la masa de pizza, es importante dejar que alcance la temperatura ambiente antes de usarla. Esto facilitará su manipulación y estirado, además de permitir que la masa se relaje y se expanda, lo que resultará en una base más esponjosa y bien horneada. 

Siguiendo estos consejos, podrás conservar la masa de pizza de manera efectiva y disfrutar de pizzas caseras deliciosas en cualquier momento. ¡Solo tenés que sacarla del refrigerador o congelador, agregar tus ingredientes favoritos y hornearla para una comida rápida y reconfortante! 

Te contamos todo lo que debes saber sobre el colágeno.  

 

FUENTES:  

Receta de masa para pizza | Preppy Kitchen 

Cómo hacer MASA DE PIZZA NAPOLITANA como el mejor pizzero del mundo | Vincenzo’s Plate 

https://www.olivetto.com.co/recetas/dia-mundial-de-la-pizza/  

Preguntas frecuentes

¿Cuánto tiempo debo hornear una pizza casera?

El tiempo de horneado de una pizza casera puede variar según el tipo de horno que tengas y los ingredientes que utilices. Sin embargo, generalmente se hornea durante unos 10-15 minutos en un horno precalentado a la temperatura más alta posible (normalmente entre 220°C y 250°C). La pizza estará lista cuando la base esté dorada y crujiente, y el queso esté derretido y burbujeante.

¿Qué tipo de harina debo usar para hacer masa de pizza?

Se recomienda usar harina de fuerza o harina tipo "00" para hacer masa de pizza, ya que tienen un alto contenido de gluten y proporcionan elasticidad a la masa. Esto ayuda a que la masa se estire fácilmente y tenga una textura ligera y esponjosa después de hornear. Sin embargo, si no tenés acceso a estos tipos de harina, también podés utilizar harina de trigo común, aunque la textura final de la masa puede variar.

¿Qué es el proceso de fermentación en la masa de pizza y por qué es importante?

El proceso de fermentación en la masa de pizza es un período en el cual se permite que la masa repose y los microorganismos, como las levaduras, descompongan los carbohidratos presentes en la harina, liberando dióxido de carbono y alcohol. Esto causa la expansión de la masa y le da su textura esponjosa y ligera. Además, durante este proceso, los sabores se desarrollan y se vuelven más complejos, lo que mejora el sabor final de la pizza.