Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.

Por qué tener un porta utensilios en tu cocina

Conocé el accesorio que toda cocina debe tener para lucir siempre organizada y con todo al alcance de la mano. 

Independientemente con quién vivas, si es solo, en pareja, con la familia o con un amigo, la cocina siempre será un espacio importante del hogar porque en él no solo preparás tus comidas, sino que también se convierte en un espacio común, de conexión, el lugar de encuentro donde todos nos reunimos en función de las comidas y de tener agradables conversaciones. 

Al ser un espacio tan importante de la casa, tener la cocina limpia y ordenada siempre será lo primero en la lista de tareas en el hogar, no solo por higiene, sino que al momento de preparar las comidas y con tantos implementos que debemos utilizar en cada preparación, tener cada utensilio en su lugar nos facilitará la tarea. Por eso la importancia de tener en la cocina un porta utensilios que nos ayudará a tener una área de trabajo despejada con cada objeto en su lugar. 

 

IMPORTANCIA DEL PORTA UTENSILIOS 

utensilios de madera

Los utensilios cumplen un papel importante a la hora de cocinar, pero en ocasiones según el tipo de preparación debemos tener un utensilio especifico y sin darnos cuenta tenemos en la cocina una infinidad de implementos de todos los tamaños y formas, que cada vez van ocupando más espacio en los cajones. A partir de esto, surge la importancia de tener un espacio ordenado y que los utensilios no se deterioren por un mal almacenamiento. 

Un porta utensilios te va ayudar a organizar y mantener al alcance los utensilios que más usás a la hora de cocinar, sin perder tiempo o sin que se queme lo que tenés en las hornallas por estar buscando por toda la cocina el implemento que necesitás. Sirven para guardar cucharas, cuchillos, tenedores, espátulas, batidor de globo, coladores, etc. 

No solo son útiles por la organización, también por higiene, ya que impide que el polvo, gotas de agua o salpicaduras de comida lleguen a los utensilios haciendo que se generen bacterias.  

 

TIPOS DE PORTA UTENSILIOS 

Elementos de cocina con porta utensilio

Cuando vas a comprar un porta utensilio para tu cocina encontrarás una infinidad de diseños, materiales y colores pero se clasifican en 3 tipos que son los siguientes: 

PORTA UTENSILIO DE CUBO 

Este porta utensilio quizás sea el más versátil de los 3 pues su diseño nos permite contener una gran variedad de utensilios. La ventaja de este tipo de porta utensilio es que podés acomodar tus utensilios por tamaños y de esta forma será más fácil encontrarlos y es muy fácil de limpiar. Los podés encontrar de diferentes materiales, el cual es un factor importante según el tipo de utensilio que tengas en casa, debe ser siempre más pesado que tus utensilios para que se pueda soportar solo y no tengas accidentes en la cocina. Procurá dejarlo en la encimera y no en un cajón, ya que la idea de este tipo de porta utensilio es tener un fácil y rápido acceso a todos los implementos. 

PORTA UTENSILIO INDIVIDUAL  

Este porta utensilio es el ideal si sos de los que se defienden en la cocina con pocos implementos, ya que está diseñado para sostener y cuidar un solo artículo. Por ejemplo, encontrás un portacucharas, trinchos y tenedores en forma vertical y en algunas ocasiones son giratorios para que los puedas encontrar con mayor facilidad. La ventaja es que se encuentran varios diseños y colores que pueden combinar perfectamente según el estilo de tu cocina, pero la desventaja es que, si tenés muy poco espacio en la encimera, este tipo de porta utensilio individual puede llegar a ocupar mucho espacio en tu cocina. 

PORTA UTENSILIO DE PARED 

Este tipo de porta utensilio es un soporte de pared que usa imanes, ganchos, abrazaderas, canastitas, etc. Un porta utensilio de pared funciona perfectamente para cocinas que tienen un espacio reducido en su encimera. Pueden ser tan simples como una barra de acero inoxidable con ganchos espaciados a lo largo de ella pero decoran y le da vida a tu cocina. 

 

MATERIALES DE LOS PORTA UTENSILIOS 

Espátula de plástico porta utensilios

Hay diferentes materiales disponibles de los que son más comunes en los porta utensilios, al momento de comprar uno ya depende es de tu preferencia y que vayan acorde a la decoración y estilo de tu cocina. 

1. ACERO INOXIDABLE 

Son los más utilizados por las ventajas de su material al ser duraderos, con diseño elegante y sobrio, y lo mejor de todo es que son fáciles de limpiar. 

2. CERÁMICA 

Si el diseño de tu cocina es rustica o tenés una casa de campo, este tipo de material combinan perfectamente con este tipo de decoración ya que los podés encontrar con una gran variedad de colores y diseños que le dará vida a tu cocina. Debido a la fragilidad de su material, debés tener cuidado de no romperla o de fisurar los bordes.  

3. PLÁSTICO 

Es una opción ideal si tenés niños en casa, ya que no requiere de mucho cuidado, es económico y más duradero. Es fácil de limpiar, pero la única desventaja comparado a los otros materiales, es que su peso es mucho más liviano y al introducir o sostener utensilios pesados, no es muy estable y se puede caer con gran facilidad. 

4. MADERA O BAMBÚ 

Para los que prefieren una opción más ecológica y elegante están los porta utensilios de madera o bambú. Estos combinan perfectamente si tenés utensilios más rústicos como los cucharones de madera o si tenés utensilios que sean de otro material, pero con agarre de madera. 

 

AL COMPRAR UN PORTA UTENSILIO TENÉ EN CUENTA 

Cuchillos utensilios de cocina

Si pensás comprar un porta utensilios o renovar el que tenés en casa, te contamos los aspectos que debés tener en cuenta al momento de comprarlo. 

1. TAMAÑO 

Primero debés hacer un inventario de los utensilios que tenés en casa y dependiendo la cantidad ya podés elegir el tamaño ideal. Lo ideal es que sea lo suficientemente espacioso para contener una buena cantidad de elementos para diferenciarlos y sacarlos fácilmente. La idea no es introducir todo en su solo lugar y que se vea saturado de cosas. 

2. ALTURA 

En la cocina tenemos utensilios de todas las formas y tamaños, una buena altura de tu porta utensilios evitará que el peso de los elementos se incline y terminen cayéndose, pero tampoco demasiada alto, de lo contrario será difícil encontrar y sacar utensilios que queden en el fondo. 

3 EL PESO 

Independientemente el tipo de porta utensilio que elijas, si es el de cubo o el de soporte individual, este debe ser lo suficientemente ancho y pesado para que pueda soportar el peso de todos los utensilios sin miedo a volcarse y causar accidentes en la cocina. 

 

NO TAN CERRADO 

Debe tener una abertura lo suficientemente ancha para contener un mayor número de elementos y sacarlos con facilidad cuando se necesiten. Si tiene algunos orificios o rendijas mucho mejor, de esta forma el aire puede circular y no se generan malos olores, aunque lo recomendable es siempre guardar los utensilios bien secos. 

FÁCIL DE LIMPIAR 

Los porta utensilios se limpian con poca regularidad, aunque a menudo esta tarea se pasa por alto. Pero la frecuencia del lavado también lo indicará la cantidad de polvo que pueda tener o el lugar en que dejés el porta utensilios, por ejemplo, si lo tenés ubicado la lado de la estufa es probable que lo tengás que lavar con más reiteración por las salpicaduras de comida, aceite o migas. 

 

HACÉ TU PROPIO PORTA UTENSILIOS 

Recipiente de vidrio como porta utensilio

Con un poco de creatividad y recursividad podés hacer tu propio porta utensilios, y que mejor forma de hacerlo que reutilizando materiales que tenés en casa, sin gastar mucha plata y lo mejor de todo es que queda con el diseño que vos quieras.  

Si en casa tenés envases de vidrio como el envase del NESCAFÉ® DOLCA o NESCAFÉ® GOLD que son alargados, podés emplearlos como un porta utensilios para elementos delgados como cubiertos. Aunque al momento de hacer tu propio porta utensilio también podés utilizar las latas de SVELTY® o BOOST®. A continuación, te contamos el paso a paso para que lo hagas en casa. 

  1. Retirá las etiquetas y lavá los recipientes muy bien hasta sacar todos los restos de comida que pueda tener. 

  2. Sacale la tapa y lijá muy bien el borde hasta dejarlo suave y sin filo, así evitás accidentes en la cocina. 

  3. Aplicá una capa fina de pintura en aerosol blanca. Esto ayudará a que la pintura acrílica que apliques con el color que quieras, se adhiera a la lata. 

  4. Dejala secar por unos minutos, antes de aplicar el color que quieres que tenga tu porta utensilio. 

Mujer pintando porta utensilio

Podés utilizar varias latas para armar tu porta utensilio, podés dejar una lata solo para cubiertos, uno para utensilios de cocina y horneados y otro para cucharones de palo, de este modo tus utensilios no se verán saturados en un solo recipiente y con estas 3 divisiones se verá todo más organizado y será más práctico su uso. 

Inspiración y nuevos sabores para vos

Disfrutá

Hacé clic acá y registrate

¿Quieres descargar recetarios?