Dificultad Desafiante
COCINADA POR 1 persona
Porciones 6

Ingredientes

  • 500 Centimetros cúbicos Caldo De Verduras Maggi
  • 50 Gramos Arroz
  • 4 Unidades Suprema De Pollo
  • 50 Gramos Semillas De Sésamo
  • 200 Gramos Queso Crema
  • 1 Cucharadita Ketchup
  • 1/2 Unidad Jugo De Limon
  • 2 Cucharadas Perejil Picado
  • 1 Taza Pan Rallado
  • 3 Unidades Huevo

¡A cocinar!

1

2

3

4

5

6

7

8

INFORMACIÓN NUTRICIONAL

464.3 kcal = 1,941kj /por porción


Carbohidratos 18 g
Energía 464.3 kcal
Grasas 24.3 g
Fibra 1.7 g
Proteína 42.3 g
Grasas saturadas 9.7 g
Sodio 511.8 mg
Azúcares 2.5 g

Preguntas frecuentes

¿Qué salsa utilizar para las alitas de pollo?

Hay un gran número de salsas para alitas en el mercado. Si buscás opciones picantes, las más comunes son tabasco y búfalo, cuyo ingrediente principal es el ají tabasco. 

Si querés un toque dulce, hay excelentes alternativas como la salsa teriyaki, que combina salsa de soja, vinagre de arroz y azúcar, o la agridulce, que incluye pasta de tomate, vinagre de manzana y otros ingredientes. 

Otras opciones como la salsa BBQ, de queso o de ajo son excelentes salsas para alitas. Sin embargo, dependiendo de tus gustos, podés combinar diversos ingredientes como cebolla, ajo y especias.

¿Cuáles son los mejores condimentos para agregar a las alitas de pollo?

Podés encontrar muchas opciones de condimentos para preparar alitas de pollo, las más comunes son: 

  • Sal y pimienta: son básicos e infaltables para condimentar. Los podés utilizar por separado o mezclados. 

  • Ajo: realzará el sabor de tus alitas de pollo, además de darles una sensación más intensa en este aspecto. Se sugiere utilizar en polvo o molido para que sea un proceso ágil. 

  • Orégano: les dará un toque mediterráneo y aromático. Agrégalo fresco o seco. 

  • Paprika: si querés un toque suave y picante, esta especia es una excelente opción.

¿Cuáles son los mejores acompañamientos para unas alitas de pollo?

Depende del gusto personal. Sin embargo, los acompañamientos más comunes son: 

  • Ensaladas: ya sea de frutas o verduras, elegí aquellas que combinen ingredientes frescos y variados. Agregá un aderezo de tu elección o un producto lácteo como queso, yogur o crema de leche. 

  • Papas fritas o al horno: es un acompañamiento clásico. Dales un toque especial combinándolas con aceite de oliva y cualquier especia de tu gusto para sazonarlas. 

  • Vegetales asados: bastones de zanahoria, brócoli, zapallito o coliflor son opciones deliciosas para una guarnición. Agregá algunas especias para realzar sus sabores.

¿Qué quieres hacer con esta receta?