Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.

Albahaca: el ingrediente de la cocina italiana

Dale a tus platos mucho aroma y sabor cocinando con albahaca.

Para los conocedores de la cocina internacional o para los amantes de la gastronomía italiana, saben que la albahaca es un ingrediente esencial para crear deliciosos y sutiles platos, donde con unas cuantas hojas frescas podemos transformar cualquier receta aportándole mucho sabor y un aroma fresco y dulce. 

UNA HIERBA CON MUCHO POTENCIAL

La albahaca es una planta originaria de la India, pertenece a la familia de la menta lo que la hace una hierba altamente aromática con un sabor anisado y un olor fragante dulce con toques picantes cuando se consume fresca. Aunque normalmente suele asociarse con la cocina italiana, la albahaca también es un ingrediente fundamental que hace parte en otras gastronomías como lo es la tailandesa, indonesia y vietnamita.

Podemos cocinar con albahaca seca o fresca donde esta última aporta a las preparaciones todas sus propiedades organolépticas, por eso su uso es tan popular siendo la base del famoso pesto y condimento en platos como pastas, ensaladas e incluso en bebidas. En el mercado se encuentran fácilmente, aunque también las podés cultivar en la terraza, jardín o ventana de tu casa y sacar unas cuantas hojas frescas directamente a tu preparación.

Calmá un antojo a cualquier momento del día con unas galletas y este delicioso dip de palta y mediterráneo.

ELEGÍ LA VARIEDAD QUE MÁS TE GUSTE

Seguro conoces un tipo de albahaca y es la que encontrás en el supermercado, pero en el mundo existen más de 60 variedades. A continuación, vamos a nombrarte las 3 más populares para que en tu próxima preparación incorporés la adecuada.

  • ALBAHACA DULCE

Es la más familiar para todos y se reconoce por su color verde intenso y hojas suaves, bordes redondeados y punta afilada, muy similar a la hoja de menta. Esta variedad es que la que más se usa para cocinar por su fragancia aromática y facilidad para cultivar en huertas caseras.

Variedades de albahaca
  • ALBAHACA TAILANDESA

Esta variedad también se usa en muchas recetas debido a su gusto anisado con notas de regaliz junto a un sabor picante y a la vez dulce, su aroma a clavo con toques a menta y cítricos la convierte en el ingrediente ideal para platos asiáticos o que necesiten combinar con frutos secos, pescados o postres. Es fácil diferenciarla por sus hojas pequeñas y delgadas donde sus ramificaciones acaban en un ramo de flores moradas.

Disfrutá el intenso sabor de la albahaca con esta receta de calamares rellenos acompañados con arroz.

  • ALBAHACA GENOVESA

De hojas planas y punteadas con sabor aromático y picante hace que esta variedad de albahaca se convierta en el ingrediente estrella para la elaboración de platos italianos, preparación de pesto o combinar perfectamente con el tomate.

COCINAR CON ALBAHACA

Cocinar con albahaca es bastante fácil, aunque se deben tener algunos cuidados y recomendaciones sobre todo cuando lo hacés con hojas frescas para no estropearlas y perder su aroma y sabor.

1. Utilizá la hoja entera, cuando las troceas o las cortas con cuchillo es probable que rápidamente se pongan negras por la oxidación.

2. En comparación con otras hierbas como el orégano o el tomillo, la albahaca fresca no resiste a los tiempos largos de cocción, por lo que se aconseja agregar en los últimos minutos al fuego para que su olor no desaparezca o se marchiten a causa del calor.

Bebidas con albahaca

3. Mientras la albahaca fresca requiere poco tiempo de cocción, la deshidratada lo necesita para absorber los líquidos y liberar su sabor. Así que al cocinar tené siempre la regla que con albahaca seca se agrega primero y la fresca de último.

4. Empleá la albahaca fresca entera en platos como ensaladas, pastas, pizza o bebidas.

5. La albahaca seca suele ser más concentrada que la fresca ya que en su proceso de deshidratación extrae más su sabor, por lo que se debe añadir con cuidado para no dejar una sensación fuerte en boca.

6. Aprovechá toda la albahaca en preparaciones cuando no sea necesario tener la hoja entera por cuestiones estéticas, como es el caso del pesto o sopas donde es posible agregar el tallo para incorporar más sabor.

Inspirate con esta receta de sopa de tomate y albahaca.

ALBAHACA FRESCA O SECA

Entre gustos no hay disgustos por eso podemos encontrar albahaca fresca o seca para complacer los diferentes paladares. La albahaca deshidratada no tiene el problema de consumirse rápidamente ya que puede durar en la despensa un par de meses si se conserva adecuadamente. Normalmente se emplea en recetas donde se combina con otros ingredientes o hierbas aromáticas siendo muy utilizada para la elaboración de salsas o condimento en cocción largas como estofados, sopas o en pollos o carnes al horno.

Usar la albahaca en la cocina

Por otro lado, la albahaca fresca es la que se prefiere para cocinar casi en todas las recetas ya que su sabor es más suave y combina perfectamente con otros ingredientes crudos por ejemplo en ensaladas, salsa pesto o bruschettas, aunque en platos calientes también son la estrella del plato como en pastas, pizza, sándwiches, etc.

ALBAHACA FRESCA POR MÁS DÍAS

A todos nos ha pasado que, para una preparación con albahaca al ir al supermercado al comprarla, regresamos a casa con un manojo cuando solo necesitábamos unas cuantas hojas y el problema es cómo evitar que las hierbas sobrantes se estropeen rápidamente.

Cómo conservar la albahaca

Para empezar, tenés que saber que las hojas de albahaca son muy sensibles al frío y es por esta razón que al guardarlas en la heladera, al tiempo observarás que se ponen marchitas y negras. Si pensás utilizarlas a los pocos días, guárdalas en el refrigerador, pero envueltas con papel cocina para absorber la humedad y protegerlas de la baja temperatura. También podés ponerlas en un recipiente con agua como simulando un ramo de flores dentro o fuera de la heladera, ambas opciones funcionan.

PREPARACIONES CON ALBAHACA

Existen preparaciones famosas donde el ingrediente estrella es la albahaca, acá te mostramos cuáles son para que las pongás en práctica en casa siendo nuestras recetas.

  • PESTO

Esta famosa salsa italiana no sería nada sin la albahaca, su preparación es muy sencilla y deliciosa donde es necesario tener albahaca fresca, piñones, aceite de oliva, ajo y queso parmesano.

  • BRUSCHETTA

Otro plato por excelencia de la gastronomía italiana el cual consiste en rebanadas de pan duro, tomates, queso mozzarella, albahaca y aceite de oliva.

  • PASTAS

La albahaca en la pasta no puede faltar, tanto a nivel estético, como salsa o combinar perfectamente con el tomate o quesos.

Prepará en casa unos tirabuzones con salsa de salchicha.

Pasta con albahaca

 

  • ENSALADA CAPRESE

Esta deliciosa ensalada fresca es ideal para consumir en días de verano o simplemente cuando se desea una comida ligera, pero con mucho sabor. Es una preparación básica que requiere muy pocos ingredientes: tomates en rodajas, queso mozzarella, albahaca fresca al que se le rocía un poco de aceite de oliva y vinagre balsámico, aunque se pueden encontrar muchas variaciones de esta receta.

  • BANH MI

Inicialmente mencionamos que la albahaca no solo es de la gastronomía italiana sino de muchas del continente asiático, el banh mi es un ejemplo de esto. Consiste en un sándwich de comida callejera en Vietnam el cual se prepara en una baguette con mayonesa picante, albóndigas, verduras encurtidas y hierbas frescas como la albahaca.

 

FUENTES:

https://www.thespruceeats.com/what-is-basil-1807985

https://www.spiceography.com/cooking-with-basil/ 

https://thecookful.com/fresh-v-dried-basil/#:~:text=Fresh%20basil%20is%20always%20best,add%20another%20dimension%20to%20dishes

 

Inspiración y nuevos sabores para vos

Disfrutá

Hacé clic acá y registrate

¿Quieres descargar recetarios?