Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.

7 postres fáciles para iniciarte en la repostería

Te damos algunos consejos para que empieces a cocinar postres y te contamos la historia de la repostería.

La repostería es un arte que requiere de muchísima práctica para dominarla. Pero es una parte del mundo de la cocina que todos disfrutamos en forma de todo tipo de postres fáciles y difíciles: tortas, galletitas, muffins, cupcakes. La lista podría ser interminable. 

Aunque por muchos años la creación de estas maravillas dulces, con chocolate, cremosas o frutales fue exclusiva de la realeza, hoy en día, gracias a los electrodomésticos y utensilios que muchas personas pueden tener en su cocina, es una práctica que se ha expandido a los hogares. 

Pero todo tiene un comienzo. Así como no vas a empezar a cocinar preparando la torta más grande y complicada, la misma historia de la repostería es una muestra del avance y los cambios que ha tenido este arte. 

En Recetas Nestlé® repasamos una parte de la historia de la repostería, te damos algunos consejos para que tus preparaciones salgan como las tenés en la cabeza y compartimos algunas recetas de postres fáciles para que empieces a recorrer este delicioso camino. 

Torta con chips de chocolate

 

Un poco de historia 

La repostería tiene sus comienzos hace miles de años en las civilizaciones más antiguas, como Egipto y Grecia, donde ya preparaban panes y tortas. A través del libro “Sobre materia de cocina”, el recetario más antiguo de todos los tiempos, las recetas de los griegos llegaron a nuevas tierras en los primeros siglos después de Cristo. 

De la realeza, a lo popular 

Los romanos hicieron preparaciones a partir de este libro, usando nuevos ingredientes, tanto propios como comercializados en Medio Oriente. El mundo de la cocina se amplió con el intercambio de alimentos entre civilizaciones, pero la repostería creció primero en los grandes castillos. 

El repostero era tan importante, que no se encargaba únicamente de hacer postres, sino de organizar las necesidades del hogar. Debido a su relevancia, era un puesto que significaba honor y, sobre todo, un buen apellido. 

Sin embargo, en Francia, los grupos religiosos fueron los encargados de llevar ese sabor dulce al resto de la gente. Los que hacían las ostias para las misas, comenzaron a experimentar usando distintos sabores, como la miel, y a vender estos productos. 

Pedazos de tortas de zanahoria

 

La importancia de un tal Bartolomeo Scappi 

Uno de los chefs más importantes de la historia fue este italiano que vivió en el siglo XVI. Su trabajó fue crear recetas para los europeos más poderosos en ese momento (incluyendo el Papa), pero rompió todos los esquemas al usar ingredientes que venían de América e inspirarse en recetas árabes. 

Entre sus creaciones, y uno de los grandes aportes a la repostería, fue el nacimiento de la masa de hojaldre. 

Marie-Antoine de Carême y el libro “El Pastelero Real” 

Desde la época en la que vivió Scappi, y durante los siguientes siglos, la repostería pasó de ser un tema dentro de los palacios, a convertirse en una comida popular. En Francia, Italia y Holanda se abrieron cientos de pastelerías a las que las personas tenían acceso. 

Los avances tecnológicos para la conservación, la creación de ingredientes como la leche condensada o postres como los merengues, llevaron a la repostería a nuevos y deliciosos niveles. 

Pero fue el francés Marie-Antoine de Carême quien le dio un impulso no sólo a los postres, sino a todo el mundo de la cocina. Al ser arquitecto, le añadió un toque de diseño a las recetas. Muchas de estas las recopiló en “El Pastelero Real”, un libro clave en la historia de la repostería, con preparaciones que se usan hasta hoy en día. 

Mientras Carême cocinaba y escribía en la alta sociedad europea, en las calles seguían abriéndose tiendas. Todo un movimiento de cocina que apuntaba a la creatividad y la formación de nuevos pasteleros. 

Un flan con ralladura de coco

 

Los últimos 200 años 

Repasamos a toda velocidad algunos nombres y lugares muy importantes, que marcaron la historia. Entre el siglo XIX (Carême muere en 1833) y XX, la repostería se terminó de profesionalizar. 

Con la llegada de grandes electrodomésticos a los hogares, a mediados del siglo pasado, la repostería en casa también empezó a crecer. Un mundo de aficionados y profesionales que siguieron jugando con los sabores y los diseños. 

Sin ellos, no podríamos ver las maravillas que hacen los grandes de la repostería de hoy en día, como Pierre Hermé, Jordi Roca, Jessica Préalpato o Xavi Donnay. 

 

Consejos de repostería para principiantes 

Tanto Carême como Scappi empezaron cocinando postres fáciles y escuchando las recomendaciones de los que más sabían en cada una de sus épocas. Nosotros también queremos ayudarte a que cocines tus preparaciones dulces favoritas, así que te dejamos unos cuantos consejos. 

Postre fácil con durazno

Los utensilios que vas a necesitar 

  • Un bowl: para mezclar los diferentes ingredientes. 

  • Colador o tamiz: uno de los más importantes, para tamizar la harina y el azúcar. 

  • Batidor: vas a estar batiendo bastante, por lo que te recomendamos uno eléctrico, aunque el manual también te puede servir. 

  • Molde: es lo que le va a dar forma a tus postres fáciles, así que asegurate de que resista las altas temperaturas y que quepa en tu horno. Hay para tortas y cupcakes. 

  • Cucharas, tazas y jarra medidoras: en todas las recetas vas a encontrar medidas en 1 cucharada, ½ taza y similares. Es fácil pensar en que la cucharada es igual a la cuchara que se utiliza para tomar sopa y la taza es la misma usás para el café. Eso no es muy cierto. Mejor comprá un kit. 

  • Horno: no es necesario para los postres fríos, obviamente, pero es imposible hacer algunos postres sin este electrodoméstico. 

  • Heladera: es el mismo caso anterior. Sin una heladera, los postres fríos serían imposibles de hacer en casa. 

  • Espátula: lo mejor es que uses una de silicona para mezclar y raspar sin que tus bowls estén en peligro de rayones.  

  • Pesa o balanza: te va a ayudar bastante, sobre todo con las recetas más complejas en las que cualquier cambio pequeño en la cantidad de ingredientes puede llegar a arruinar tu preparación. 

  • Rodillo: fundamental para cuando quieras hacer postres con masas. 

 

Leé, releé y entendé la receta 

En la repostería, hay muchas preparaciones que deben ser exactas, así que asegurate de leer con cuidado las recetas que vas a cocinar. Además, si sabés lo que necesitás y entendés bien cómo hacerlo, te vas a relajar y disfrutar mucho más de tu cocina. 

Tené los ingredientes listos 

Una buena organización te facilita muchísimo la vida a la hora de preparar postres fáciles o complejos. Es muy importante que te asegures de tener las cantidades correctas que vas a requerir de todos los ingredientes a utilizar. 

En el arte de la repostería, las cantidades suelen ser muy precisas, en especial en las tortas, así que también tené cuidado al momento de medir las cosas. Por eso te recomendamos, una vez más, las tazas y cucharas medidoras. 

Una mujer cocinando uno de los postres fáciles

Cuidado con el horno 

Una recomendación muy sencilla y corta: precalentá el horno. Es importantísimo si la receta lo pide. Solo necesitás entre 15 y 20 minutos. 

Cómo desmoldar sin perder la paciencia 

Un truco fácil que te va a ayudar muchísimo. Cuando uses moldes, antes de verter tus mezclas, engrasalos en la parte interior con manteca y harina. Así mismo, cuando tu postre esté listo, primero dejalo enfriar antes de desmoldar. 

 

Postres para comenzar a cocinar 
 

  1. Postre con leche de coco: en apenas una hora vas a poder cocinar este postre fácil para compartir con tus amigos y familiares. Aprendé a prepararlo con esta receta. 

  2. Postres con frutos rojos: las frutas con unas grandes aliadas cuando empezás a experimentar con los postres. Si sos un principiante, esta es la receta por la que tenés que empezar

  3. Postre de dulce de leche: un verdadero clásico en el que vale la pena invertir un par de horas. No te olvides de comprar Nesquik para darle ese sabor que tanto nos gusta. Te invitamos a cocinarlo siguiendo esta receta. 

  4. Mousse de mango: una variación frutal de todo un clásico francés que se caracteriza por esa textura espumosa. Acá te compartimos la receta.  

  5. Postre de leche condensada: con sólo pensar en las frutillas, el queso crema, las galletitas de chocolate y, obviamente, la Leche Condensada Nestlé, ya se nos hace agua la boca. Descubrí como hacerlo con esta receta. 

  6. Muffins de brownies: una opción perfecta para que empieces a usar el horno y a preparar postres calientes. Estos deliciosos muffins los podés aprender a cocinar con esta receta. 

  7. Galletitas anillitos: en una hora podés cocinar estas galletitas para sorprender a todos tus amigos y toda tu familia. Acá te enseñamos cómo hacerlas. 

Inspiración y nuevos sabores para vos

Disfrutá

Hacé clic acá y registrate

¿Quieres descargar recetarios?