Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.

Todo lo que debés saber sobre el brócoli

Descubrí todas las propiedades de esta nutritiva verdura. 

 

El brócoli es de esos alimentos que nos llevan de inmediato a la infancia donde nuestras madres jugaban con decorar nuestro plato con brócoli gracias a su particular forma de “arbolito” para que comer verduras siendo niños fuera una tarea más fácil. La verdad es que es un alimento muy nutritivo pero que en muchos despierta amores y odios por su particular sabor, forma y textura. 

En los últimos años el brócoli ha venido ganando terreno gracias a las tendencias de cocina más balanceadas y natural, en donde todas las verduras y hortalizas adquieren un papel protagonista. Los métodos de cocción y algunas recetas que incluyen brócoli de una forma más atractiva también han ayudado a que el brócoli tenga más seguidores. 

En Recetas Nestlé® te invitamos a conocer más sobre esta nutritiva verdura e incluirla de forma fácil en tu alimentación con las recetas que tenemos para vos. 

 

EL BRÓCOLI 

El brócoli es una verdura que tiene su origen en los países del Mediterráneo Oriental, donde los romanos lo expandieron a otras regiones donde lo cultivaban y consumían, razón por la cual es una verdura muy popular en Italia siendo su nombre también originario de allí, la palabra brócoli o brécol proviene del término italiano brocco, que significa brote.  

   Cocinar con brócoli

El brócoli pertenece a la familia de las crucíferas igual que el repollo y la coliflor con la que muchos los confunden. El brócoli es una planta de tallo corto y carnoso, formando una copa de hojas de color verde oscuro y rizadas. Para su cultivo se prefiere los climas cálidos, con temperaturas frescas que no superen los 25°C, en donde dependiendo de la zona de cultivo y costumbres culinarias de la región podemos encontrar una gran variedad de brócoli. 

  • BRÓCOLI CALABRESE: Es el brócoli tradicional, el que encontramos en las verdulerías y consumimos. De brotes de color verde oscuro que se forman a lo largo de todo el tallo. 
  • BRÓCOLI MORADO: También llamado brócoli de Sicilia. El sabor el similar al brócoli común, pero su diferencia más evidente es su intenso color morado. 
  • BIMI: También conocida como Baby brócoli o Broccolini. Este tipo de brócoli tiene un tallo más delgado, fino y alargado, a simple vista se ve como tallos similares a los espárragos y copa de flores igual que el brócoli tradicional pero más pequeños. Es considerado como una verdura muy completa debido a la gran cantidad de beneficios que aporta.  
  • ROMANESCO: Esta variedad de brócoli es creada a partir de la unión del brócoli tradicional y la coliflor. Tiene un color verde, pero más claro y su copa tiene una forma de espiral. Su sabor es suave, pero con textura más crujiente.  

 

PROPIEDADES DEL BRÓCOLI 

La fama del brócoli está dado por sus grandes propiedades nutricionales, es una verdura que aporta al organismo vitaminas C, B1, B2, B3 y B6, es rico en betacarotenos y minerales como el potasio, hierro, calcio, magnesio, zinc, yodo y azufre, el cual es responsable del olor característico. 

   Propiedades del brócoli

El componente mayoritario de esta verdura es el agua, por lo que su valor calórico es muy bajo. También es un alimento rico en fibra el cual no solo ayuda a saciar el apetito, sino que también lo hace perfecto para depurar el organismo mejorando el tránsito intestinal. 

 

APRENDÉ A COMPRAR BRÓCOLI  

Cuando vamos al super o la verdulería a comprar productos frescos, solemos pensar que por estar allí están en el mejor estado posible, eso sería lo ideal, pero en ocasiones algunas están estropeados o desde el momento de su recolección ha pasado ya bastante tiempo. Por eso antes de meter en tu carro de compras algún producto fresco, es esencial saber elegir y comprar para evitar el desperdicio de alimentos en casa. A continuación, te damos 5 tips para que apliqués al momento de comprar brócoli en la verdulería.

 Bolsa de mercado con brócoli

  1. Empezá por agarrarlo y sostenerlo en la mano, el brócoli que elegiste debe sentirse pesado para su tamaño. 
  2. Observá el tallo, este debe estar terso y firme, si notás que están blanditos sabrás que la verdura no está fresca o que se ha roto la cadena de frío. 
  3. El color del brócoli dice mucho de su frescura, elegí siempre los que están de un color verde oscuro intenso. En caso de tener un tono verde claro en algunas partes indica que aún no está listo para consumir o si muestra un color amarillo indica que es un brócoli que ya no está fresco.  
  4. Revisá el extremo cortado del tallo, este debe tener un aspecto fresco y húmedo. 
  5. Por último, al igual que el tallo, las múltiples cabezas florales del brócoli tienen que estar compactas y bien agarradas unas a otras, no debe haber huecos entre cabezas ni estar estropeados, esto sería un indicador de que el brócoli está perdiendo su frescura. 

Si te gusta el brócoli y querés descubrir otra forma de comerlo podés empezar con esta receta de sopa de brócoli

 

CÓMO CONSERVAR EL BRÓCOLI? 

Una vez tengás claro qué brócoli comprar, ahora el siguiente paso es llevarlo a casa y conservarlo de la mejor forma. Al ser un producto fresco sabemos que tiene un periodo de vida muy corto, aproximadamente de 5 días a 1 semana, por eso en cuanto mejor almacenado y conservado lo tengás en casa, mayor será el aprovechamiento de sus nutrientes y vitaminas al momento de consumirlo. 

 Conservar brócoli en casa

Lo ideal es cocinar siempre con ingredientes frescos, pero si llegás del supermercado y no vas a elaborar ningún plato con brócoli ese mismo día, lo ideal es tomar nota de las siguientes pautas para conservar fresco el brócoli hasta el día en que necesités usarlo. 

  1. Como bien sabemos la humedad no es el mejor aliado de nuestras frutas y verduras, por eso el brócoli no debe lavarse antes guardarlo, ya que esto favorecerá la aparición de hongos y moho. Debés lavarlo instantes antes de su consumo.  
  2. Por lo general el brócoli que compramos en el supermercado está envuelto en un papel film que impide que la tierra y suciedad contaminen el vegetal. Conservá este papel film, pero hacele pequeños agujeros para que el brócoli respire un poco. 
  3. Una vez tengás el brócoli con el papel film y los pequeños agujeros, refrigeralo y guardalo en la parte baja de la heladera que están diseñados para las verduras y hortalizas, ya que allí el frío es el apropiado y no el excesivo como en otras áreas de la heladera. 

 

COCINAR EL BRÓCOLI 

Llega el momento de usar el brócoli para tus preparaciones, lo podés consumir crudo o cocinarlo, pero debés tener cuidado de no pasarte con este tiempo de cocción ya que puede perder su color y muchos de sus nutrientes, principalmente la vitamina C. Acá te contamos cómo cocer el brócoli, recordá lavarlo siempre con abundante agua antes de utilizar los siguientes métodos de cocción.  

  • BRÓCOLI HERVIDO O COCIDO 

Poné a fuego fuerte, una olla con abundante agua y una pizca de sal, cuando esté hirviendo agregá el brócoli y bajá un poco el fuego y cocinalo durante 3 a 5 minutos. Se recomienda una cocción breve y nunca superior a los 10 minutos para no perder minerales y vitaminas hidrosolubles. Cuando esté listo tu brócoli, vertí el contenido en un colador para retirar el exceso de agua y poder servir. 

Conocé acá cómo hacer un delicioso budín de brócoli

  • BRÓCOLI AL VAPOR 

Este método es muy similar al hervido o cocido, con la diferencia que el brócoli no se introduce en la olla con agua, sino que empleás una olla vaporera o en caso de no tenerla podés recurrir a la recursividad colando encima de la olla un colador amplio. El proceso es igual que el anterior, agregás el brócoli en el colador cuando el agua empieza a hervir, sin que el colador toque el agua. Tapas la olla y lo dejás cocinar entre 4 y 6 minutos. Cuando el brócoli esté listo, lo sacás de la vaporera y ya tenés tu brócoli listo para ir al plato. 

 Plato ensalada con brócoli

  • BRÓCOLI AL SARTÉN 

A diferencia de los anteriores métodos, aquí si es aconsejable cortar cada cabeza floral para que se puedan saltear más fácil y queden uniformemente. Para esto empezá por poner una sartén a fuego medio con un poco de aceite, agregá el brócoli con una pizca de sal y saltealo hasta que quede a tu gusto. El tiempo de cocción puede estar entre 5 a 6 minutos y ya estará listo para consumir.  

Acá te mostramos cómo hacer un guiso de verduras

 

NO DESECHÉS EL TALLO 

En ensaladas y varias preparaciones vemos que sus cabezas florales es lo que más se destacan y gran cantidad de su tallo es desechado, pero lo que muchos no saben es que esta parte del brócoli también es comestible y con muchos nutrientes. 

 Niño comiendo brócoli en casa

Expertos aseguran que el tallo del brócoli tiene las mismas propiedades que puede tener la cabeza floral, aunque en menor proporciones, el tallo es rico en nutrientes, contiene carbohidratos y proteína, mucha fibra, vitaminas B1, B2, B6, C, K, A, calcio y hierro. Así que la próxima vez que vayás a descartar esta parte del brócoli, pensalo dos veces. Si no es tan atractivo su aspecto podés aprovecharlo y triturarlo para emplearlo como relleno de empanadas, tartas saladas o en pastas rellenas como los famosos raviolis o tortellini. Tendrán tus platos el mismo sabor del brócoli, con los mismos nutrientes y nadie sabrá que empleaste esta parte que todo el mundo desecha. 

Inspiración y nuevos sabores para vos

Disfrutá

Hacé clic acá y registrate

¿Quieres descargar recetarios?