Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.

Cómo pelar papas

La papa es de esos alimentos que nunca faltan en la cocina, pues se caracteriza por tener un sabor suave y textura agradable, su uso se ha popularizado en las cocinas de todo el mundo por ser un ingrediente ideal para elaborar miles de recetas en todos los tipos de cocción. La papa tiene una amplia gama de aplicaciones tanto industriales como caseras, desde entrantes, asada, frita, cocida, al horno, al vapor, en guisos, salteada, en chips, rellena, de acompañamiento, en puré, cremas, suflés, croquetaspasteles etc. La papa siempre brillará en múltiples recetas y es quizá por su versatilidad y posibilidad de combinar perfectamente con otros alimentos, que la papa es el cuarto cultivo más importante del mundo después del arroz, el trigo y el maíz. 

Algunas preparaciones con papa en ocasiones requieren que su piel sea retirada, ya sea para una mejor presentación o para conseguir una mejor textura como en el caso del puré. Pelar papas en ocasiones se convierte en una tarea dispendiosa a la hora de cocinar, no solo por el tiempo que requiere esta tarea, sino que también en la mayoría de las ocasiones por no hacerlo correctamente, terminamos desperdiciando una gran parte del producto. 

En Recetas Nestlé® te vamos a contar más de este delicioso alimento y algunos trucos para retirar su piel de forma rápida y sencilla.   

 

QUÉ ES LA PAPA 

Papa con otros vegetales

La papa es un tubérculo que crece bajo la tierra y es un alimento que proviene de los andes sudamericanos, específicamente en Perú se hallaron restos de papas que tienen más de 8.000 años.  

La papa tiene una serie de propiedades que favorecen a una alimentación balanceada, al ser un alimento con un gran contenido de carbohidratos, especialmente el almidón, significa que pueden ser metabolizados fácilmente por el organismo y generando más energía en el tejido, por lo que se considera un alimento que llega a saciar la necesidad de hambre muy rápido. La papa tiene vitaminas B1, B3 y B6 y minerales como el potasio, fósforo y magnesio, así como folato, ácido pantoténico y riboflavina. A pesar de brindarle a nuestro cuerpo algunos beneficios, es un alimento que si se consume en exceso puede desequilibrar nuestra buena alimentación.  

La papa recién cosechada, contiene un 80% de agua y un 20% de materia seca. Entre el 60 y el 80% de esta materia seca es almidón. Adicional a esto, el contenido de grasa de la papa es muy baja, hasta 99,9% libre de grasa. 

 

TIPOS DE PAPA 

Cosecha de papa

ctualmente hay más de 4.000 variedades de papa, aunque solo llegamos a conocer y cocinar con unas cuantas, se pueden encontrar de diferentes tamaños, colores y formas. 

En Argentina se produce aproximadamente 2,8 millones de papa, en donde las zonas más destacadas de producción son Buenos Aires, Córdoba, San Luis, Tucumán, Mendoza, Salta, Jujuy y Santa Fé. Las variedades más cultivadas con las siguientes: 

 

KENNEBEC: 

Su forma es ovala redonda, tamaño grande, piel amarilla clara, su interior es blanca y tiene ojos semiprofundos Su uso más común en la cocina es para preparar papa en bastones y en puré. 

 

ATLANTIC: 

Este tipo de papa es redondeado con ojos superficiales y su interior en blanco. Esta variedad es muy utilizada para hacer chips de papa. 

 

FRITAL: 

Son tubérculos ovalados y alargados con piel lisa, sus ojos son superficiales y su interior es blanco. Su uso culinario es para emplearla hervida, en puré, papa frita y en bastones.  

 

 INNOVATOR: 

Este tipo de papa tiene una forma alargada con piel blanca casi amarilla y piel rugosa, su interior es color crema. 

 

PAMPEANA 

Son papas redondas y su interior en blanco. Es muy utilizado para hacer papa hervida o en puré. 

 

CÓMO PELAR PAPAS 

Antes de empezar, la piel de papa se come y aparte de brindarle a la papa una capa protectora, allí encontramos vitaminas y minerales beneficiosos, pero aún existe los debates de si es bueno o no consumirla. Alejándonos un poco de esta controversia, lo que si es cierto es que debemos retirar su piel para realizar algunas preparaciones.  

Hay muchas formas efectivas para pelar papa, pero hacerlo rápido y sin generar mucho desperdicio es una gran habilidad difícil de lograr, tanto así que tenemos como ejemplo a los grandes chefs que para llegar hasta donde están ahora, tuvieron que empezar pelando papas, y es que es una gran destreza que requiere mucha paciencia. 

Independientemente de los métodos que vayas a elegir, es importante lavarlas antes de empezar a pelarlas. Recordá que este alimento proviene de la tierra y en ocasiones pueden quedar residuos. Para esto usá un cepillo y ya sea en seco o bajo el grifo, remové la suciedad que se acumulan en la piel y en los ojos de las papas. 

Todos los utensilios y herramientas que tenemos en casa nos sirven a la hora de pelar papas, solo es cuestión de gustos y práctica. A continuación, te mostramos las formas más usadas para pelar papa y algunos trucos que te harán ahorrar tiempo y lo mejor, haciéndote todo mucho más fácil. 

 

PELAR PAPAS CON CUCHILLO 

Cuchillos para pelar papa

Usar el cuchillo para pelar papas se siente como la forma más profesional para hacerlo, pero también requiere mayor atención y precisión. Para papas ovaladas y pequeñas, es recomendable pelarla con este utensilio, para empezar, tenés que saber que el cuchillo adecuado para esta tarea es uno que no tenga la hoja demasiado larga. Es recomendable que tenga un buen agarre y esté bien afilado para remover solo la capa de piel y no desperdiciar mucho de papa. 

Agarrá la papa con tu mano no dominante y el cuchillo con la mano dominante y comenzá por uno de los extremos de la papa cortando la piel asegurándote de no cortar mucho contenido de papa. Ahora con la coordinación de ambas manos y con un movimiento circular, gira la papa y retirá la piel con el cuchillo lentamente.  En las partes difíciles o para retirar los ojos de la papa, utilizá la punta del cuchillo para una mayor facilidad. 

 

PELAR PAPAS CON PELADOR 

Cosecha de papa

Este método es recomendado para papas que tienen formas alargadas. Debés sujetar la papa con la mano no dominante y en la otra mano sujetá el pelador y deslizalo de arriba abajo, sin hacer mucha fuerza para eliminar lo mínimo posible de contenido de papa. Debés ir girando la papa hasta completar el proceso. Vas a notar que lo más difícil de pelar con este utensilio son las puntas, para esto realizá el mismo procedimiento en las puntas con el pelador o también podés usar el cuchillo. 

El tipo de pelador que elijas es según tus gustos y el que te sea más cómodo para manejar, actualmente en el mercado vas a encontrar el pelador recto que es muy parecido a un cuchillo, pero se siente más seguro o el pelador en “Y” que es el más conocido y usado por su base ancha de fácil agarre. 

 

PELAR PAPAS CON AGUA CALIENTE 

Pelar papa con agua caliente

Este método a diferencia de los dos anteriores se hace con la papa ya cocida, te hará ahorrar mucho tiempo, al cocerse con su piel ayudará a preservar su sabor y lo mejor de todo, es que no desperdiciás nada del producto.  

Empezá con un cuchillo bien afilado y realizá un corte circular y superficial alrededor del medio de cada papa. Poné a hervir las papas y dejalas cocinar como lo hacés normalmente hasta que estén tiernas, lo cual sería entre 15 a 30 minutos dependiendo el tamaño de tus papas.  

Mientras transcurre este tiempo, podés ir alistando un bowl con hielo y agua fría, cuando tus papas estén listas, retiralas del agua hirviendo y pasalas de inmediato a este bowl con hielo, dejalas reposar por 2 minutos y retirá su piel como por arte de magia, te darás cuenta lo fácil que es este método. 

 

CÓMO COCINAR LA PAPA 

papa al horno

Dependiendo lo que te pida tu receta, si necesitás las papas con piel o sin piel, ahora la pregunta es cómo cocinarla. A continuación, te damos algunos tips para aplicarlos al momento de cocerlas. 

  1. El tiempo de cocción de la papa varía dependiendo su tamaño. Por ejemplo, si necesitás hacer un puré de papas la forma más sencilla y rápida es no hervir la papa entera, sino cortar la papa en cuartos para que esté lista en menor tiempo. 
  2. Para revisar que tu papa este cocida, no la pinches con el tenedor porque así te arriesgás a romperla, hacé la prueba de dureza introduciendo un palillo. 
  3. Recordá que el tiempo de cocción en la olla exprés siempre es menor, allí el tiempo de cocción se reduce a la mitad. Si te pasás de tiempo tus papas se pueden desbaratar. 

Inspiración y nuevos sabores para vos

Disfrutá

Hacé clic acá y registrate

¿Quieres descargar recetarios?