Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.

Conoce cómo afilar y cuidar tus cuchillos

Al momento de realizar cualquier preparación los cuchillos son un utensilio de cocina muy necesario siendo nuestra principal herramienta de trabajo. Cortar alimentos es una actividad muy frecuente a la hora de cocinar, es una tarea que está presente en las 3 comidas principales del día, desde la mañana para cortar el pan al desayuno, al medio día para pelar papas del almuerzo o en la noche para cortar pequeños pedazos de pollo para la cena.  

Tal vez para las tres preparaciones que acabamos de mencionar solés usar el mismo cuchillo, ya sea porque es tu cuchillo favorito o sentís que es el que mejor corta. Lo cierto es que todos los cuchillos cortan, pero usar el mismo cuchillo para cortar y pelar todo tipo de alimentos es uno de los errores más comunes. Cada alimento necesita un tipo de corte que se lo va a dar un determinado tipo de cuchilla, facilitándonos esta tarea en la cocina, con cortes más prolijos y también sacándole el mayor provecho a nuestros alimentos. 

El uso diario de los cuchillos en la cocina va desgastando su filo y es uno de los utensilios que su correcto y frecuente mantenimiento dejamos en el olvido. Un cuchillo sin filo se puede convertir en un dolor de cabeza, porque retrasa la elaboración de recetas, hace que tengamos cortes irregulares y pueden ocasionar accidentes. 

 

CÓMO AFILAR UN CUCHILLO 

   Afilar cuchillos para cortar vegetales

 

AFILAR CON OTRO CUCHILLO 

Si no tenés en casa ningún recurso para afilar cuchillos de cocina, más que otro cuchillo, este es uno de los métodos más sencillos y conocidos. Para esto tenés que deslizar una hoja del cuchillo contra la hoja del otro cuchillo varias veces, repetí este proceso por el otro lado.  

 

AFILAR CON UNA TAZA O UN PLATO 

No todos tenemos en casa un afilador de cuchillos, pero podemos ser recursivos con lo tenemos en la cocina, por ejemplo, utilizar una taza de café o un plato de cerámica. Para aplicar esta técnica, debés colocar la taza o el plato al revés de manera que la base quede arriba. Luego, colocá el cuchillo a unos 20° de la superficie y comenzá a arrastrarlo varias veces. Repetí este proceso en ambos lados. 

 

AFILAR CON UNA PIEDRA 

Cualquier piedra te sirve para esta tarea, solo tenés que salir a tu jardín y elegir una con forma plana. Para esto remojá la piedra unos minutos y ponela en un lugar estable, sostené el cuchillo de manera que la hoja al afilar quede con una inclinación aproximadamente de 20° sobre la piedra. Deslizá el cuchillo cuidadosamente por ambas caras. 

 

AFILAR CON PAPEL ALUMINIO 

Una alternativa que funciona sin gastar mucho dinero es con papel aluminio. Lo primero que tenés que hacer es tomar varias láminas de papel aluminio y apretarlas hasta formar con ellas una pelota compacta del tamaño de una naranja. Cortá la pelota varias veces verificando que toda la hoja entre en contacto con la pelota, repetí este proceso varias veces, hasta que observes que el brillo cambia. 

 

AFILADOR DE CUCHILLOS 

Si preferís ir a la fija con un afilador de cuchillo en el mercado, podés encontrar múltiples tipos de afiladores, algunos eléctricos o manuales. Usar el afilador manual es muy fácil, solo tenés que introducir el cuchillo en la ranura y ejercer una fuerza leve, presionando la cuchilla hacia abajo mientras atravesás la ranura varias veces. Repetí este procedimiento entre 3 a 6 veces.  

 

TIPOS DE CUCHILLOS 

   Tabla de picar y cuchillos afilados

En el mercado vas a encontrar una gran variedad de cuchillos de diferentes formas, colores y agarres, lo cierto es que todos los cuchillos fueron hechos con un mismo propósito, cortar alimentos; pero entre tanta variedad siempre terminamos elegimos el mismo tipo de cuchillo para todas las preparaciones, sin saber que cada alimento necesita un corte determinado, el cual la longitud y la forma de cada cuchillo son determinantes al momento de cortarlos.  

Conocé los diferentes tipos de cuchillo y las diferentes funciones de cada uno para que, al momento de cocinar, tengas a la mano los indicados para cada tarea. 

 

CUCHILLO DE MESA

    Cuchillo de mesa

Este tipo de cuchillo es el más reconocido de todos, sabrás identificarlo de inmediato por su recurrente y fundamental uso al momento de consumir alimentos. Suele ser de la misma longitud que el tenedor y la cuchara de mesa. Tiene pequeños dientes que facilitan cortar los alimentos. 

 

CUCHILLO DE CHEF 

    Cebollas cortadas con cuchillo

Desde cocineros profesionales hasta el que hasta ahora está estrenándose en la cocina, este tipo de cuchillo es el ideal. Es un cuchillo multiusos de tamaño medio-grande, con una hoja gruesa y ancha de 15 a 25 centímetros que permite cortar, picar y rebanar hortalizas, verduras, carnes y pescados.   

Usá este tipo de cuchillo para cortar unas pechugas jugosas con verduras 

 

CUCHILLO DE PUNTILLA 

    Tipos de cuchillos

Es el segundo más utilizado en la cocina, dicen que es la versión del cuchillo de chef a escala más pequeña. Por su tamaño más reducido es muy útil para realizar cortes más precisos como cortar bordes, pelar y picar frutas pequeñas, cortar un trozo de queso e incluso hacer decoraciones con verduras. 

Es muy fácil de manipular, por lo que no es necesario cortar con este cuchillo siempre sobre una tabla de picar, su tamaño nos brinda un buen manejo sobre el que podemos picar o pelar frutas y verduras solo sosteniéndolo en el aire. 

Este cuchillo es el indicado para cortar las frutas para preparar una ensalada de frutas

 

CUCHILLO DE PAN 

    Cuchillo para cortar pan

 Si sos amante del pan o productos hojaldrados, este cuchillo tiene que estar en tu cocina. Este cuchillo tiene una hoja alargada y gruesa con un filo dentado, similar a la de un serrucho que permite cortar la corteza del pan sin dificultad conservando su forma original y sin deshacer su miga. 

Conocé nuestra receta de pan con hierbas y usá este tipo de cuchillo para cortarlo.  

 

CUCHILLO PARA FILETEAR 

Etiqueta p: Son cuchillos de hoja larga, delgada y flexible, como su nombre lo indica, son los indicados para filetear piezas de carnes o pescados de manera limpia. 

Usá este cuchillo para cortar finas láminas de peceto 

 

CUCHILLO CON AGUJEROS 

Etiqueta p: Los cuchillos con esta característica son los ideales para cortar quesos. La forma de su hoja gruesa con agujeros permite cortar con precisión los trozos de bloque de quesos suaves o maduros, sin que se deshagan o sin que se queden pegados a la hoja del cuchillo. 

 

HACHA DE COCINA 

Etiqueta p: Su hoja es gruesa, amplia y es más grande de todos los anteriores tipos de cuchillos. La característica de su hoja nos permite cortar chuletas y grandes piezas de carne que tengan hueso. 

 

CUCHILLO PARA DESHUESAR: 

Etiqueta p: Este cuchillo tiene una hoja fina, flexible y algo curva. Su tamaño pequeño y fácil manejo nos permite entrar a la carne y llegar hasta los huesos para retirarlos, al igual que las grasas y los tendones evitando que se pierda su forma. 

 

CONSEJOS PARA CUIDAR TUS CUCHILLOS 

    Cortar ajo con cuchillo

Ya que sabés la importancia del filo en el cuchillo y los diferentes tipos para cada tarea, ahora te vamos a contar la importancia de saber cómo cuidarlos para que perduren en buen estado por más tiempo. 

 

1. USÁ SIEMPRE UNA TABLA DE CORTE 

Cuando hagas uso de tus cuchillos cortá siempre sobre una tabla para picar de plástico o de madera. Nunca uses tu cuchillo sobre superficies de mármol, cristal o porcelana, el contacto directo sobre estas superficies puede dañar la hoja de tu cuchillo. 

 

2. LAVALOS DESPUÉS DE SU USO 

Después del uso de cualquier cuchillo tratá de lavarlo inmediatamente para evitar contacto excesivo con alimentos como el limón, tomate, entre otros, que por su ácido pueden corroer la hoja del cuchillo. 

 

3. EVITÁ EL LAVAPLATOS 

Es mejor que laves a mano tus cuchillos más delicados y mucho mejor si usás jabones con poca alcalinidad, sin cloruros y con esponjas no abrasivas. Lo recomendable es no lavar tus cuchillos en el lavaplatos, ya que as altas temperaturas que alcanza el ciclo de lavado y el constante choque con otros cubiertos pueden deteriorar la hoja del cuchillo.  

 

4. GUARDALOS DE FORMA CORRECTA 

En el mercado podés encontrar varios estuches, soporte, fundas y mantas para guardar tus cuchillos. Es importante su correcto almacenamiento, deben estar completamente secos y evitando el contacto entre hojas ya que se puede dañar el filo.  

Un cuchillo sin filo no es muy útil a la hora de cocinar, todo lo contrario, se convierte en un artículo muy peligroso, ya que una hoja desafilada requiere más fuerza para cortar la comida aumentando el riesgo de deslizamiento y causar accidentes. 

El afilado es esencial para tus cuchillos, lo cual depende de la frecuencia en que los uses para lo cual se recomienda realizarlo cada 30 a 40 usos. Hay algunas maneras para saber si tu cuchillo necesita ser afilado, la primera es agarrar un tomate y cortarlo, si te cuesta cortar la piel es señal que tenés que afilarlo. La otra manera de comprobarlo es con un pedazo de papel, sostenelo con tu mano no dominante y con la otra tratá con el cuchillo de cortarlo, un cuchillo filoso cortará de forma continua el papel sin detenerse. 

Inspiración y nuevos sabores para vos

Disfrutá

Hacé clic acá y registrate

¿Quieres descargar recetarios?