Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.

Cómo hacer un desayuno sorpresa

Para todo tipo de ocasión, la mejor forma para empezar la celebración es con un desayuno sorpresa. En Recetas Nestlé® te contamos cómo hacerlo. 

A todos nos ha pasado, que para todo tipo de celebración nos quedamos cortos al no saber qué regarle a ese ser especial. Buscamos por todos los lados el regalo perfecto, con el que podamos expresar todo nuestro amor y agradecimiento hacia esa persona. Nos cansamos de buscar sin saber que el regalo perfecto lo podemos hacer con nuestras propias manos. 

Un desayuno sorpresa, es la respuesta que todos estamos buscando, no hay mejor regalo que empezar el día con una gran sorpresa y lo mejor de todo consintiendo el paladar de esa persona que tanto querés. 

Actualmente existen miles de empresas que ofrecen el servicio de desayuno sorpresa a domicilio, donde escogés desde cómo decorar hasta el menú del desayuno, pero para qué pagar, si lo podés hacer vos mismo, con los ingredientes que querás y lo mejor de todo, sorprendiendo a tu ser querido con tu talento culinario al cocinarle con mucho amor. 

A continuación, te contamos cómo hacer un desayuno sorpresa para que esa persona que tanto querés tenga un amanecer increíble gracias a vos. 

 

CAJA CON KIT DE DESAYUNO SOPRESA 

Caja con globos para desayuno sorpresa

Imaginate la reacción de ese amigo, familiar o pareja al despertar y recibir una caja con un desayuno sorpresa. Seguro le encantará empezar el día con este primer regalo. 

Así como lo hacen actualmente las empresas de desayuno sorpresa, vos mismo la podés hacer, solo dependerá de toda tu creatividad, autenticidad y conocer muy bien a esta persona especial para elegir los ingredientes y armar un menú que le encante.  

Asegurate de tener todo listo desde muy temprano para tener todo fresco y caliente. Si vas a meter el desayuno en una caja decorada, elegí muy bien el menú con ingredientes que sean fáciles de llevar. Por ejemplo, utilizá frascos y llenalos con granola hecha en casa o un trifle de frutas, también podeés agregar productos horneados como muffins de arándanos. Para las bebidas, envasalas en botellas de vidrio con tapa para evitar desastres, podés llevar jugos naturales como una deliciosa limonada, o bebidas con café como un frapucchino

 

DESAYUNO A LA CAMA

Desayuno sorpresa en la cama

Las mejores sorpresas se deben dar en el momento y en el lugar menos esperado y que mejor hora para hacerlo que al momento de despertar. Definitivamente el desayuno a la cama es un pequeño lujo que nos damos muy pocas veces, combinar estos dos gustos de dormir y comer son una de las pocas cosas que nos dan una sensación placentera, de iniciar el día de esta forma tan agradable. 

Para hacerlo más especial, vas a requerir de una bandeja o una mesita, que te permita trasladar de la cocina a la habitación el desayuno completo y al mismo tiempo, usarse como una mesa mientras se toma el desayuno. 

Si decidiste que tu desayuno sorpresa sea en la cama, también necesitás pensar muy bien en el menú, ya que el espacio es reducido procurá presentarlo en porciones pequeñas para que tengan un aspecto atractivo y apetitoso y sean más fácil de comer en la cama, como unos pancakes, un poco de fruta en una ensalada de frutas y una bebida caliente como un café bombón.  

 

ESPACIOS DIFERENTES DE LA CASA 

Desayuno sorpresa en la terraza

La mañana tiene ser totalmente diferente a la de un desayuno en un día normal, debe ser la ocasión perfecta para romper la rutina y empezar el día haciendo cosas diferentes. Un desayuno sorpresa se vuelve más especial cuando se trata de lugares inesperados, por eso aprovechá otros espacios de la casa para hacerlo más diferente. Por ejemplo, si tenés en casa una terraza o un pequeño balcón, empezá la mañana en este espacio con una bebida caliente, es este caso elegí una preparación diferente como una taza de Cortado sweet treat o un Dolca spicy latte preparado con CAFÉ NESCAFÉ®. 

 

PICNIC DE DESAYUNO 

Desayuno sorpresa en picnic

Evidentemente esta idea de desayuno sorpresa es cuestión de gustos, así que antes de incursionar en este plan, debés conocer muy bien el estilo de la persona y estar seguro que el plan sea de su total agradado. 

Un picnic es una manera de disfrutar un desayuno sorpresa, es diferente al comer algo delicioso fuera de casa y al aire de libre siempre y cuando el clima lo permita. Lo mejor del picnic es que lo podés hacer en cualquier lugar: en el parque, en el campo, la playa, cerca de un río o en la montaña. Solo debés planear muy bien todo con antelación y que nada se te quede. 

Como vas a desplazarte hacia otro espacio lejos de casa, procurá tener un menú de desayuno fácil y sin mucha preparación en el lugar, es mejor llevar todo listo desde casa. Recordá que no tendrás ningún objeto a tu alcance para calentar comida. Así que es mejor llevar comida que no requieran una gran preparación y que se puedan comer sin ningún problema fríos, así como un sándwich, una tabla de quesos, jamones, ensalada de frutas o mucho mejor si llevás comida que no requieran usar cubiertos. 

 

LOS PEQUEÑOS DETALLES CUENTAN 

Desayuno sorpresa en bandeja

El éxito de esta mañana dependerá del factor sorpresa que tenga tu desayuno, recordá que todo entra por los ojos. La presentación realmente cuenta, por eso serví y decorá de una manera diferente, arreglá la mesa con lindo mantel y algunas flores, presentá la comida en una vajilla elegante, por ejemplo, el café servílo en una prensa francesa, el jugo natural en una linda jarra de vidrio, usá elementos especiales para cada ingrediente como la manteca en pequeños tarritos o la fruta de forma creativa con un Fondue de frutas. Cuidá todos los detalles para que se sienta un desayuno muy especial. No solo te enfoqués en decorar la mesa, alrededor de ella también podés decorar con algunos globos, cintas o tarjetas. Algo muy importante para tener en cuenta, decorá según la ocasión que estés festejando, los colores deben ser acordes a la fecha que se celebra, no es buena idea que utilicés los globos que te sobraron de una fiesta de cumpleaños, para decorar tu desayuno de aniversario. 

 

UN DESAYUNO PERSONALIZADO 

 Bandeja con flores y desayuno sorpresa

No dejés todo en manos de la decoración, el menú también debe ser especial. Lo más importante es que sea algo que le guste o algo nuevo que no hay probado pero que tenga ingredientes que sabés que le encantará. 

Primero tené en cuenta si tiene restricciones a algunos alimentos, alergias, cuáles son sus sabores favoritos, con base en ellos ya podés elegir entre diferentes opciones, como un desayuno con huevo, sin huevo, sin lácteos, con productos horneados, con frutas, etc. 

 

TIPS PARA ELEGIR LOS INGREDIENTES DE TU MENÚ 

Comedor con desayuno sorpresa

  1. Hacé una mezcla de sabores de dulces y de sal, así lograrás un equilibrio completo en el menú. Por ejemplo, unos wafles de papa con unas tostadas francesas, una porción de  torta horneada por vos mismo o uno cupcakes
  2. Tené una variedad de frutas con una presentación apetitosa y en porciones pequeñas, llevá a la mesa la fruta cortada en pequeños cuadritos que puedan llevarse a la boca de un solo bocado. También podés presentarla de una forma diferente y creativa. 
  3. Acompañá este desayuno con una deliciosa bebida como un batido de maracuyá. Si a primera hora de la mañana le gusta más las bebidas calientes para empezar el día con mucha energía, podés optar por un CAFÉ NESCAFÉ® o un chocolate caliente. 
  4. No olvides tener una gran variedad de productos horneados para acompañar tu desayuno. Lo ideal es que sean de un tamaño pequeño para decorar una canasta con una linda servilleta y acompañarlos con manteca o dulce de frutilla. 
  5. Por último y lo más importante, dedicale tiempo a ser especial, aunque la fecha no coincida, lo ideal es planearlo el fin de semana para no tener el afán del tiempo por el trabajo y disfrutar ese momento con tranquilidad.   

Inspiración y nuevos sabores para vos

Disfrutá

Hacé clic acá y registrate

¿Quieres descargar recetarios?