Lorem ipsum

Sorprendé a tu pareja con una cena de San Valentín

Convertí tu casa en el mejor restaurante y sorprendé a tu pareja con un ambiente romántico y una deliciosa cena de San Valentín toda hecha por vos. 

 

En el mes de febrero hay un día muy especial y es la fecha más esperada entre los enamorados, pues el 14 de febrero se celebra en todo el mundo el famoso San Valentín, una fecha con muchos seguidores, pero también con muchos detractores. Durante esta famosa celebración se acostumbra a regalar a la pareja flores, chocolates, cartas, peluches o simplemente tener una cita intima con una cena especial para celebrar el amor.  

Ya que es una fecha tan concurrida tal vez no encontrés reservas en tu restaurante favorito, por eso en Recetas Nestlé® te contamos cómo tener una cena perfecta de San Valentín en casa, siendo la ocasión perfecta para sorprender a tu pareja y demostrar todo tu amor través de una comida hecha con tus propias manos. Acá te contaremos por qué se celebra, cómo decorar la mesa para esta ocasión y algunas opciones de menú para que tengas una cena con toda la atmosfera romántica que se respira durante este mes. 

 

POR QUÉ SE CELEBRA SAN VALENTÍN 

Quizás lleves años celebrando con tu pareja esta fecha, pero sabés realmente ¿cuál es el origen de esta celebración? Distinto a lo que muchos detractores de esta fecha piensan, que fue una celebración creada por las grandes empresas y ser una celebración comercial, el origen de San Valentín se remonta al siglo III en Roma, donde el sacerdote Valentín casaba soldados en ceremonias secretas y ocultas, ya que el emperador Claudio II prohibía los matrimonios de parejas jóvenes al considerar que los solteros sin familia eran mejores soldados al no tener ningún tipo de vinculo sentimental.  

   Celebración de San Valentín

Valentín se opone a esta orden y continúa celebrando matrimonios en secreto popularizándose como el patrón de los jóvenes enamorados, esto llega a oídos del Claudio II quien ordena por su desobediencia y rebeldía que lo ejecuten el 14 de febrero del año de 270. En el año de 494 la iglesia celebra por primera vez San Valentín y se incluyó en el calendario litúrgico, pero en 1969 se eliminó, pero a pesar de esto, esta fecha ya se celebraba tradicionalmente en todo el mundo adquiriendo con el tiempo un carácter comercial considerando todos los 14 de febreros como el día oficial del patrón de los enamorados.  

 

CÓMO ORGANIZAR EN CASA UNA CELEBRACIÓN DE SAN VALENTÍN 

Etiqueta p: Si tenés pensado sorprender a tu pareja, podés crear en casa un ambiente íntimo y romántico, sin tener que pagar más. Equipá tu casa con los siguientes elementos y tené una noche inolvidable de San Valentín con la persona que más querés. 

   Decoración para San Valentín

  • USÁ UNA VAJILLA ESPECIAL 

La cena será la excusa perfecta para celebrar esta fecha, por eso la vajilla que elijas debe ser especial, elegante y diferente a la que usás habitualmente. Utilizá cubiertos de color plateado con algunos bordes dorados, sacá tus vasos y copas más bonitas y que sean de cristal, agregá a la mesa algunos elementos decorativos pequeños que no saturen la mesa y que al mismo tiempo tengás el espacio necesario para comer cómodamente. 

  • CUBRÍ LA MESA CON UN MANTEL 

La mesa debe verse especial y refinada, que tu pareja sienta que está cenando en el restaurante más elegante de la ciudad, por eso se aconseja vestir la mesa con un mantel o un camino de mesa, así tendrá un aspecto más sofisticado y especial que van acorde a la celebración. 

  • DECORÁ CON FLORES 

Creá un ambiente romántico poniendo en el centro de mesa las flores preferidas de tu pareja o si no sabés cuál son podés colocar unas rosas rojas, claves o algunos pétalos sobre la mesa. Si querés agregar pequeños detalles podés utilizar pequeños vasos con agua y poner flores sin el tallo, de este modo le darás a la mesa una apariencia y un toque más romántico. 

 Mesa con flores para San Valentín

  • ILUMINÁ CON VELAS 

No hay nada más romántico que cenar a la luz de velas, por eso agregá unas cuantas velas sobre la mesa o cerca de ella, de este modo crearás un ambiente cálido y a la vez íntimo. Eligí velas que combinen con el color de la decoración del mantel y que sean acorde a la celebración. Al ser elementos decorativos eligí velas de un tamaño que no afecten la visibilidad con tu pareja ni la interacción con los ingredientes en la mesa, asegúrate de elegir velas que no tengan aroma. 

  • ELIGÍ UN LUGAR ESPECIAL 

La idea es hacer una cena especial, diferente a lo habitual y con la mejor ubicación y una gran mesa reservada y que mejor lugar que nuestra casa. Si tenés en casa espacios como jardín, terraza o balcón, aprovéchalos para crear el ambiente ideal para tu cena.  

  Lugar para cena de San Valentín

Los espacios naturales siempre serán el escenario perfecto para una cena romántica con tu pareja, podés ubicar una pequeña mesa de madera, con algunas lámparas, faroles o luces o como ya lo mencionamos con algunas velas, pero asegúrate que el viento no las apague de inmediato. 

 

MENÚ DE SAN VALENTÍN 

Ahora que ya tenés solucionado la decoración de tu mesa, llegó el momento de ponerte el delantal y preparar lo más importante de la noche, la cena de celebración de San Valentín. Tenés que empezar por elaborar un menú que sea acorde a los gustos de los dos y tené en cuenta si tu pareja es vegetariana o no o si tiene alguna alergia a ciertos alimentos.  

  Receta cena de San Valentín

Para que tu pareja sienta que la cena es realmente especial, la recomendación es tener un menú de tres tiempos, es decir que incluya una pequeña entrada, un plato fuerte y por último un postre. A continuación, te compartimos algunas opciones de menú con sus fáciles y deliciosas recetas. 

  • ENTRADAS 

Dependiendo tu nivel culinario podés elegir recetas sencillas como alguna crema, ensaladas o pequeñas croquetas, recordá que vendrán más platos por lo que la entrada debe ser un abrebocas y no deben quedar llenos con el primer plato. 

El que se llevará todo el protagonismo de la noche será el plato fuerte, así que tratá de elegir una receta suave y que sea del total agrado de tu pareja para que sea una experiencia inolvidable. La idea es sorprender a tu pareja con un plato 100% hecho por vos, así que con antelación eligí el menú, comprá los ingredientes y tené todo preparado para que podás compartir tiempo con tu pareja y no pasar el resto de la velada en la cocina terminando los platos. Recordá que las cenas especiales van acompañadas con algún tipo de vino o champagne para hacer un brindis así que eligí muy bien una bebida que combine perfecto con la proteína de tu menú. Los platos recomendados para una cena de San Valentín son las pastas, las carnes rojas, pescados y mariscos, fondues, entre otros. 

  Sorprender con cena de San Valentín

  • POSTRE 

Por último y para cerrar la cena, llega el dulce momento de la noche con un delicioso postre, podés hacer algo sencillo y pequeño con frutas frescas, chocolate, caramelo, canela, vainilla o helado. Recordá que las porciones son pequeñas y el postre solo será para dejar una sensación dulce en boca y no para dejar a tu pareja empalagado con el exceso de azúcar.  

Si no tenés mucha experiencia culinaria, podés optar por opciones más sencillas y solo hacer un solo plato que, aunque sea muy sencillo será acorde para la ocasión y hará que tu noche sea muy especial. 

  • TABLA DE QUESOS: Una tabla de quesos siempre será una gran opción y combina perfectamente con cualquier botella de vino. La podés armar vos mismo en casa usando 3 o 4 tipos de quesos combinando diferentes texturas y sabores entre quesos frescos y madurados como el mozzarella, el brie, azul, holandés entre otros. Para que tu tabla de quesos se vea más robusta podés agregar frutas como frutillas, uvas, melón y algunos frutos secos y, por último, agregá algunas carnes frías como jamón, salamis acompañados de pan o galletas y un untable como miel o jaleas. 

  • FONDUE: El fondue tiene la particularidad de ser una comida informal que se prepara al instante pero al mismo tiempo tiene la capacidad de ser ideal para cenas intimas. El fondue tiene la gran ventaja de ser un elemento muy versátil ya que podemos preparar en él platos salados como es el caso de cocinar carnes en agua o aceite o sumergir algunos ingredientes en queso, también nos permite hacer preparaciones de la hora del postre al sumergir frutas frescas en un fondue de chocolate.